Despidos en Acindar Tablada

Escribe Mariano Hermida

Tiempo de lectura: 1 minuto

Se han producido tres despidos en Acindar, la metalúrgica más importante de La Matanza, ubicada en la localidad de La Tablada. La planta cuenta con 281 trabajadores de planta y más de un centenar por contrato o tercerizados.

Los trabajadores despedidos tenían cuatro años y medio de antigüedad y se encontraban en condición de contratados. El régimen de contratos por agencia es la modalidad que utilizan cada vez más empresas para mantener en la precariedad a trabajadores durante años, sin nunca pasarlos a planta permanente. Bajo esta vía, cuando los contratos vencen, las patronales, cuando así lo deciden, sencillamente no renuevan los contratos, dejando a los trabajadores en la calle. Acindar Tablada ha cerrado el año en alza en materia productiva, acumulando jugosas ganancias.

La comisión interna de la fábrica -alineada con la conducción de la UOM local- dejó correr los días y tardíamente convocó a una asamblea. Un sector importante de trabajadores sostuvo la posición de realizar medidas de fuerza para luchar por la reincorporación de los compañeros. Pero desde que se ejecutaron los despidos, los delegados afines a la conducción se dedicaron a meter miedo, con amenazas, para no tener un enfrentamiento con la patronal y terminó prevaleciendo la posición de solamente realizar las acciones legales correspondientes en el Ministerio de Trabajo. La empresa, como era de esperar, ratificó los despidos en las audiencias que se han desarrollado.

En las últimas semanas también se han producido despidos en otras metalúrgicas del distrito, pero la UOM local no realizó ningún tipo de acción concreta para enfrentarlos. Esteban Cabello, actual secretario general de la Seccional Matanza, desde marzo de 2022. se abrió paso a la conducción prometiendo una “renovación de la dirigencia gremial”.

La realidad es que no han cambiado las condiciones laborales de los metalúrgicos de La Matanza.

Suscribite a Política Obrera