Bolivia: la COB declara la huelga general por tiempo indefinido

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 2 minutos

Tras suspender las elecciones por tercera vez, el gobierno de facto decretó el “estado de calamidad”. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció que los comicios se retrasan del 6 de septiembre a octubre. Las elecciones ya se habían pospuesto de mayo a septiembre. El fascista Camacho ya lo había pedido la prórroga en una carta a Luis Almagro, titular de OEA.

Dinamita

Sindicatos, movimientos sociales, indígenas y campesinos nucleados en la COB y en Trópico, movilizaron en distintos puntos del país el pasado martes, denunciando la prórroga y las maniobras de fraude y proscripción. El martes 28, en un Cabildo realizado en la Ceja (El Alto), el Ejecutivo de la COB (Central Obrera Boliviana) anunció una huelga general por tiempo indefinido con movilización en 9 departamentos, para que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) anule la postergación.

La dirección de la COB fue sometida a numerosas presiones para que declare la huelga. “Llas organizaciones sociales de El Alto, de las 20 provincias del departamento de La Paz, de la Federación Tupaj Katari, de la Central Obrera departamental, Ayllus del norte de Potosí, mineros, fabriles, constructores, Junta de vecinos, de padres de familia y organizaciones de jóvenes, han pedido que a partir de hoy día se declare la huelga general indefinida”, dijo Juan Carlos Huarachi, del Ejecutivo de la COB.

Huarachi denunció al gobierno por la falta de respiradores e insumos de bioseguridad. “El problema en el país no es coronavirus, el problema es este Gobierno incapaz (…) Si nos unimos mineros, campesinos, clase media y El Alto, todos juntos somos una dinamita” (ídem). La COB slaudó el golpe que puso en el poder a estos “incapaces” el año pasado.

Paro, bloqueo, movilización

Las movilizaciones ya comenzaron en diferentes puntos del país. La masiva marcha se inició en Senkata, lugar donde el Gobierno de facto de Añez mató a manifestantes durante la represión el año pasado. La marcha opó varios kilómetros de calles de de El Alto. De todo el país hubo marchas a La Paz.

Bolivia tiene 72.327 casos confirmados, 2.720 fallecidos por Covid19, una enorme crisis económica, desempleo y crisis en el aparato estatal, además de los actos de corrupción destapados durante su corta gestón, como los sobreprecios en la venta de respiradores.

“Estado de calamidad”

Mediante un decreto, Añez declaró a Bolivia en Estado de Calamidad. El decreto le permite acceder sin límites a las Reservas Internacionales del Banco Central.

Tiempo atrás, el Gobierno solicitó la aprobación de un préstamo por 327 millones de dólares del FMI. El Legislativo, controlado por el MAS, tiene bloqueados créditos por más de mil millones de dólares, una parte del propio FMI. La Constitución Política boliviana establece que “todo empréstito internacional requiere la aprobación del Órgano Legislativo”. La bancada del MAS, mayoría en la Asamblea, volvió a rechazar su tratamiento.