Brasil: “As vidas negras importam”

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 2 minutos

En el Día Nacional de la Conciencia Negra, 20 de noviembre, que conmemora la lucha contra la esclavitud y el racismo en Brasil, una persona negra fue asesinada en un supermercado de Carrefour de Porto Alegre por parte del personal de seguridad. Dos hombres blancos parte del personal de seguridad de la empresa, golpearon brutalmente y mataron por asfixia a João Alberto Silveira Freitas, un soldador de 40 años, padre de cuatro hijos. Las pericias indicaron que el hombre asesinado fue asfixiado durante más de 5 minutos hasta provocarle la muerte. Uno de los asesinos es personal policial temporario y trabajaba como miembro de la Seguridad de Rio Grande Do Sul.

El video, captado por otro cliente, que recorrió todo las redes y noticieros, se puede ver a Joao Alberto pidiendo auxilio y diciendo que no podía respirar, en escenas que inmediatamente recuerdan al asesinato de George Floyd que desató una rebelión popular en EEUU y una ola de protestas antirracistas en todo el mundo.

La policía civil de Porto Alegre dijo que el crimen no está relacionado con el racismo (G1, 20/11), comentarios similares a los del vicepresidente Mourao: “No existe el racismo en Brasil, existe la desigualdad, la gente que no tiene acceso a los bienes los roba”. Jair Bolsonaro, afirmó que la violencia es un problema vivido “por todos” y que no existe razón para “dividir el sufrimiento del pueblo brasileño en grupos” (publico, 21/11).

Las estadísticas contradicen al vicepresidente y al presidente. Según la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (ARNS) en Brasil los negros son casi el 53% de la población, pero ocupan apenas el 4.6% de los cargos públicos. Mientras que la tasa de homicidios de la población negra es de 37,8 cada 100mil habitantes, y la de los blancos (el 47% de la población) es de 13,9 cada 100 mil habitantes. “Según el ‘Atlas de la violencia’ publicado el pasado agosto, el número de asesinatos de personas afrodescendientes aumentó un 11,5% entre 2008 y 2018, mientras que entre los no negros disminuyó en un 12,9%” (France24, 21/11). Un 75% de las víctimas de homicidio en Brasil en 2018 fueron negros.

Protestas

En muchas de las ciudades más importantes, los locales centrales de Carrefour tuvieron que cerrar debido a las acciones de las organizaciones antirracistas y la izquierda. En Rio de Janeiro se hicieron protestas en los locales, bloqueando las cajas hasta y ocupando los locales. Centenares de personas irrumpieron en un Carrefour en Barra da Tijuca gritando “asesinos” y “racistas no pasarán”. En Belo Horizonte y Curitiba centenares de manifestantes bloquearon la avenida frente al comercio. en Fortaleza pidieron fin al racismo estructural y a la violencia racial. Algunos locales fueron prendidos fuego al grito de “sin justicia, no hay paz”, los manifestantes exigieron castigos ejemplares para los responsables. En un acto en San Pablo, pidieron justicia contra el crimen de Marielle Franco de 2018 en Río de Janeiro, todavía impune. La policía reprimió a los manifestantes bajo el argumento que trataban de evitar saqueos denunciados por la empresa.

La letra de una canción “La carne más barata del mercado es la negra”, inmortalizada por Elza Soares -una de las sambistas octogenarias más respetadas de Brasil- inundó las redes sociales y se convirtió en la consigna de las protestas de este viernes.

“As vidas negras importan”