Ucrania: huelga minera y criminalización de la protesta

Escribe Corresponsal

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los mineros de "Oktuabriskaya", en Krivoy Rog, ciudad perteneciente al Oblast de Dnipro, Ucrania, que protagonizaron una gran huelga victoriosa de 43 días, en septiembre pasado, por sus salarios, han sido procesados penalmente acusados de "organización de disturbios masivos","grave violación del orden público” y "vandalismo", acusaciones totalmente falsas. A los líderes de la protesta, la patronal les inició un juicio reclamando una "compensación de daños" por haber realizado una “huelga ilegal”.

La protesta de los mineros comenzó el 3 de septiembre de 2020, cuando se negaron a salir de la mina en reclamo de aumento de salarios y condiciones de seguridad; la lucha duró 43 días y se unieron a esta protesta tres minas más del complejo de mineral de hierro de esa localidad". La protesta llegó a involucrar a 417 trabajadores mineros, sin contar al personal de superficie, y a los vecinos y otros trabajadores que los apoyaron con mitines, actos y discursos frente al edificio de administración del complejo minero.

Efectivamente, la medida de protesta se originó debido a que los salarios no tuvieron aumentos desde el año 2013, y a que la maquinaria de extracción de carbón, antigua y sin mantenimiento, pone en riesgo la vida y la salud de los trabajadores. Finalmente, la patronal, tuvo que otorgar un 10% de aumento salarial, realizó algunos arreglos cosméticos sobre la maquinaria y se comprometió a no procesar judicialmente a los manifestantes, promesa que ha violado de manera flagrante.

La denuncia penal dice en uno de sus párrafos: "...la acción de los mineros no es una huelga, ni por ley, ni por la opinión de los propios mineros, ni por las circunstancias reales, pero nosotros los dueños de la mina, pedimos [al tribunal], que declare a los obreros en huelga". Ocurre que, en Ucrania, existe una "Ley sobre huelgas y ocupaciones de lugares de trabajo” que prácticamente hace imposible realizar una medida de lucha, ya que debe cumplimentar varios pasos "legales" previos (presentación de petitorios, reuniones de consenso, audiencias) dirigidos a dilatar y enfriar la lucha. Es una ley elaborada a pedido de los oligarcas locales. Esta ley se opone por el vértice con las mejores tradiciones del movimiento obrero, violando incluso la legislación internacional sobre la protección de los derechos humanos y la vida.

Debido a la magnitud de la protesta y el apoyo de trabajadores de otras plantas fabriles de la localidad como Arcelor Metal, se hizo presente en representación del Primer ministro de Ucrania, el "Servicio de Trabajo del Estado", para inspeccionar las cuatro minas en conflicto, y encontraron 190 violaciones de seguridad e higiene, lo cual confirma la denuncia de los mineros.

La patronal sabe perfectamente que la violación de la seguridad industrial, la falta de elementos de protección laboral, los salarios de hambre y las pésimas condiciones laborales, son el verdadero motivo por los cuales se origina la medida de protesta. Pero los oligarcas pretenden cambiar el foco de atención, desviar de los verdaderos motivos de los que ellos son los únicos responsables y los únicos que se benefician. La violación sistemática de la legislación laboral vigente, la evasión fiscal e impositiva, con presentación de balances falsos (y la vista gorda de funcionarios corruptos).