El avance del coronavirus y la economía y política mundiales

Escribe Sergio Rivero

El nuevo virus ya superó las 800 muertes y el número de víctimas del Sars. El sábado 8 se produjeron 89 muertes, el mayor número de víctimas para un solo día. Se filtran, asimismo, las debilidades en el sistema de salud: falta de médicos; enfermeras y de camas en los hospitales, que ya rechazan pacientes.

La reciente muerte del médico Li Wenliang, que fuera perseguido por sus advertencias acerca del virus, ha sido una muestra de la incapacidad de la burocracia para manejar la epidemia en los inicios. Seis semanas luego del brote en un distrito de Wuhan tuvo lugar un banquete público con 40 mil familias que esparció la enfermedad.

Debilidad

Son muchos los informes acerca de la carencia de de máscaras y tratamientos. La construcción veloz de un hospital para la atención de los contagiados, no significa que se ha logrado disminuir el número de enfermos y de víctimas fatales.

Las medidas de cercar la ciudad y clausurar las rutas, trenes y medios de transporte parecen poco efectivas para evitar la expansión de la enfermedad a nivel nacional en China.

Impacto económico

El golpe a la economía será de importancia, en el momento de menor crecimiento desde treinta años: un 2% de recorte en el crecimiento del año en curso. El impacto en la economía global se está proyectando en 0,2 a 0,5 de reducción. La bolsa de Shangai, luego de una semana de cierre, abrió con un derrumbe superior al 7 por ciento.

Ese impacto es superior en algunas ramas industriales y de tecnología. Los mercados que negocian materias primas han tenido una brusca caída de precios.

La Reserva Federal advierte que el brote es un nuevo riesgo para las perspectivas de la economía de Estados Unidos y mundial.

El acuerdo FASE UNO (parcial), firmado entre Trump y autoridades chinas a mediados de enero, una tregua en la guerra comercial, aunque no en la guerra económica ni geopolítica, fue sacudida cuando se dio a conocer el brote de coronavirus y las primeras medidas que sellaron a Wuhan, la más grande cuarentena en la historia – un bloqueo a 46 millones de personas.

La cadena de suministros de tecnología se ha interrumpido. El Parque Científico de Foxcon en Zhengshou se mantiene cerrado por falta de trabajadores, aislados por las restricciones de impuestas por las autoridades. La industria de la tecnología que se maneja con cadenas de producción con stock “llegado a tiempo” (just in time) no tienen suministros. La producción de suministros se realiza en Shejian, Guiandong y Henan entre las más afectadas por la interrupción originada en el coronavirus. Si Foxconn no reanuda su actividad esta semana Apple tendrá que retrasar el lanzamiento de su próximo iPhone planeado para marzo. Huawei y Samsung tienen también fabricantes de suministros en provincias afectadas a restricciones de viaje.

Cambiar a otros proveedores retrasaría meses su implementación. El impacto es mayor y se extiende fuera de China, las cadenas de suministros entrelazadas a nivel global tienen un impacto ya superior al que generaba la “guerra comercial” de Trump.

La censura impuesta por las autoridades contribuye a la incertidumbre y el desconcierto de la población local y mundial sobre la verdadera proyección de lo que está ocurriendo.

Censura

Esa fue la advertencia que la policía de Wuhan emitió a Li Wenliang a principios de enero. Li, que había sido infectado por un paciente unos días después de que la policía le dijo que se callara. El 30 de diciembre, advirtió a colegas que creía que un grupo de pacientes con vínculos a uno de los mercados de animales vivos de Wuhan estaban infectados con el virus del SARS que mató a cientos de personas durante un brote en 2002-03.

Cuando el impacto del virus se hizo más evidente y los funcionarios abandonaron su enfoque secreto para manejar el brote, Li y sus coacusados ​​fueron absueltos por el gobierno y la corte suprema emitió una reprimenda a las autoridades en Wuhan por tratar de silenciarlas.

Se han publicado enlaces a "¿Escuchas a la gente cantar?", una canción de “Les Misérables”, que a menudo se escucha en las protestas antigubernamentales en Hong Kong y en otros lugares. Otros han citado de una entrevista que Li le dio a Caixin, una revista china, en la que dijo: "Una sociedad sana no solo debe tener una sola voz". La epidema ha iniciado una crisis política