Conclusiones del plenario nacional del Polo Obrero Tendencia

Escribe Eva Gutiérrez

Tiempo de lectura: 4 minutos

Después de haber protagonizado junto a otras organizaciones cortes, movilizaciones y marchas el día 21 en todo el país, culminamos la semana con un plenario nacional del Polo Obrero Tendencia. Participaron 172 delegados de todo el país. Se hicieron presentes activistas de diversas provincias, de Salta, Jujuy, Tucumán con una delegación numerosa, Mendoza, San Juan, Catamarca, Misiones, El Dorado, compañeros de zona norte, oeste y sur del Gran Buenos Aires, de Azul, de Bahía Blanca y compañeros de diversas villas de la Ciudad de Buenos Aires.

Panorama

El informe político, a cargo de Marcelo Ramal, partió del cuadro de crisis social y política que atraviesa el país, agudizado por la pandemia, para explicar la necesidad de elaborar un programa de los trabajadores ocupados y desocupados que plantee una salida a la catástrofe a la que nos han llevado los distintos gobiernos capitalistas. Este programa debe incluir el repudio de la deuda externa como condición fundamental para reorientar la economía y ponerla al servicio de las necesidades de los trabajadores. La lucha de los desocupados ha logrado arrancarle diversas reivindicaciones al gobierno, pero éste ha demostrado que los planes sociales y mercadería, ambos incluso en un cupo muy limitado, son lo único que puede ofrecer ante el reclamo cientos de miles de desocupados y trabajadores precarizados de todo el país que hacen frente al hambre y la crisis sanitaria. En cambio, el derecho al trabajo debe ser uno de los ejes principales de la lucha de los desocupados, reclamando un plan de viviendas y de obras públicas que generen puestos de trabajo genuinos, denunciando los planes de precarización laboral, reclamando el pase a planta, el trabajo bajo convenio y el salario que cubra la canasta familiar. Esto le da a la lucha del movimiento de desocupados un carácter político, que debemos discutir en las asambleas de todos los barrios.

Intervenciones de todo el país

Los compañeros describieron el cuadro de situación nacional del movimiento de desocupados. Los compañeros de Mendoza denunciaron que el gobierno provincial presentó un plan de trabajo de 20 horas semanales al servicio de los empresarios, con un salario equivalente a un plan, representando un enorme negociado a costa de los trabajadores.

Los compañeros de Lanús explicaron que hoy llevan adelante un reclamando por la falta de luz y por la contaminación, mientras la empresa energética hace un lockout.

Las compañeras de Tucumán contaron de la coordinadora en la cual participan junto a los trabajadores del citrus y docentes, uniendo así la lucha de ocupados y desocupados, e informaron que presentaron un petitorio al gobierno local para que atienda un conjunto de reclamos. Destacaron la importancia de coordinar la lucha también con los trabajadores de salud que están pelando por innumerables reclamos que no son atendidos. Destacaron la lucha por la legalidad en la que se vienen involucrando compañeros del Polo como así también en la campaña financiera, con locreadas y actos para recaudar fondos.

Una compañera de Florencio Varela presentó la lucha que llevan adelante contra el gobierno municipal por los reclamos de los barrios y denunció cómo en la provincia de Buenos Aires las fuerzas represivas se manejan con el método de las zonas liberadas. Allí lograron romper el bloqueo del municipio a los reclamos sociales y arrancaron productos sanitizantes y mercadería.

Las compañeras de CABA intervinieron contando su experiencia de acercamiento a la Tendencia debido a los malos tratos que recibían en el Polo “oficial”, y destacaron la puesta en pie de las ollas populares. Denunciaron el hacinamiento que se vive en las villas, los permanentes cortes de luz y agua y la necesidad de luchar por la apertura de merenderos y comedores.

Las compañeras de San Juan contaron su experiencia en la lucha por la vivienda, donde consiguieron mil casas para vecinos que se organizaron por este reclamo. Contaron que se acercaron a la Tendencia con el planteo de que están en contra de los capitalistas y que el camino es la lucha junto a la clase obrera.

Intervinieron también compañeros de San Isidro, Bahía Blanca, de Colonia Santa Rosa, de Escobar, de Moreno, de Presidente Perón y de Salta.

Un nuevo comienzo

La calidad de las intervenciones de los compañeros se sintetizó en un concepto que trasmitió Ramal en el cierre del plenario: la Tendencia del Polo Obrero se encuentra ante un nuevo comienzo. Estamos recogiendo la mejor tradición del Polo Obrero que se forjó al calor del Argentinazo, pero también partimos de la experiencia crítica del movimiento de desocupados de todos estos años que ha vivido un profundo proceso de cooptación estatal y de adaptación a un planteo asistencial. El Polo Obrero Tendencia asimila de forma crítica la experiencia de un movimiento que, por distintas vías, ha sido cooptado por el Estado. La cooptación no sólo se expresa a través de los puestos en el Ministerio de Desarrollo Social, que hoy se encuentra copado por ex-piqueteros. Las políticas de maltrato por parte de dirigentes que las compañeras a lo largo del plenario relataron haber sufrido en el pasado, reflejan también un proceso de cooptación estatal, en la medida en que ese dirigente se siente ajeno al grupo de compañeros y se coloca como capataz que actúa a cuenta del Estado.

Rechazamos todo tipo de cooptación estatal defendiendo la historia y tradición del Polo Obrero. Levantamos un programa de reivindicaciones que incluyen el problema de la inseguridad, denunciando al Estado como su principal germen, y nos sumamos a la lucha por la aparición con vida de Facundo Castro. El reclamo de la vivienda y la tierra, el de la luz, el agua y los servicios esenciales. Por esto, el Polo Obrero Tendencia parte con una impronta política muy superior a la que marcó los primeros pasos del Polo Obrero hace casi dos décadas. Los compañeros delegados y activistas de todo el país expresaron su voluntad de intervenir en los problemas de la vida de los trabajadores ocupados y desocupados y la necesidad de una lucha estratégica de carácter político.

En esa línea ratificamos la importancia de la lucha por la legalidad de la Tendencia del Partido Obrero y por la conquista de aportes para la Campaña Financiera.

En base a esto se resolvió la elaboración de una declaración con esta caracterización política, llamando a un Frente Único a las organizaciones de desocupados, dando la batalla contra la cooptación y la división que busca imponer el gobierno, y luchando por unión con el movimiento obrero ocupado, llamando a crear coordinadoras, destacando la importancia de los trabajadores de la salud y docentes, los cuales se encuentran muy vinculados a los barrios.

El planteo por congreso de trabajadores ocupados y desocupados se encuentra más vigente que nunca. Con esta orientación salimos a los barrios a organizarnos por nuestros reclamos.