Porqué discutimos sobre el Sutna

Escribe Pablo Busch

Tiempo de lectura: 6 minutos

El PTS ha respondido a nuestra nota, "Una provocación del PTS en el Sutna", denunciando que querríamos "clausurar la lucha política" en los sindicatos. Equivocado. Nuestra nota está cargada de análisis, planteos e informaciones – el método de una discusión política. La denuncia del ataque del PTS al Sutna, como una “provocación”, es una caracterización. No es una posición alternativa, pues falsifica datos y hechos, y atribuye un carácter patronal consciente a un planteo acerca de las importaciones de neumáticos, que tiene como eje los preparativos de las patronales de despedir trabajadores. La burguesía tiene acuerdos internacionales, principalmente para atacar a los sindicatos y quebrar huelgas. La importación de neumáticos en un periodo de despidos como el que atraviesa todo el mundo es carnerismo patronal. Ahora mismo, Elon Musk, el patrón de Tesla, acaba de declarar que impulsó el golpe en Bolivia y que impulsa otro más. El PTS denunciaba importaciones de Lear cuando ocupaba una posición dirigente en el conflicto con esta patronal norteamericana. Ni se privó de valerse de consignas nacionalistas para sobarle el lomo al gobierno K, en búsqueda de alguna componenda.

Paritarias Sutna

El PTS en su artículo anterior decía que: "Tomando el salario/jornal básico, el poder de compra en el último año y medio (18 meses) estuvo 14 meses por debajo de la inflación." Como todo esto se dice sin presentar un número, estamos ante una clara provocación. Es el mismo método aplicado contra delegados de Acindar, de Villa y Matanza, hace un par de semanas. Nosotros respondimos con números: "La nota del PTS incorpora un gráfico que toma por base el mes de junio de 2016. Según muestra, los meses siguientes darían como resultado una caída del salario. Pero el acuerdo 2016 incrementó el salario un 28% desde julio 2016 y la inflación fue del 2% en julio, 0,2% en agosto, 1,1% en septiembre, 2,4% octubre, 1,6% noviembre, 1,2% diciembre. ¿Cómo puede haber caído el poder adquisitivo respecto a junio si el salario recibió un incremento del 28%?"

Las paritarias del Sutna, según periodistas de economía laboral, le ganaron a la inflación por más de 10 puntos en medio de una baja de salarios generalizada. Los paritarios fueron electos por fábrica y el convenio fue aprobado por la asamblea general del gremio. Pero para el PTS todo esto no existe. Políticamente, estamos ante una provocación – una caracterización que seguiremos defendiendo mediante la lucha política.

Para el PTS, hay tramos “no remunerativos” en los acuerdos paritarios, "lo que les permite a las patronales pagar los aumentos en la mayor parte del periodo como porcentajes no remunerativos, lo que desfinancia los fondos públicos para las jubilaciones y la asistencia a los desocupados". Esos fondos y esa asistencia se la come el pago de la deuda externa por parte del FGS. Omitir esto es una provocación. El sistema jubilatorio lo está liquidando los decretos de Fernández y el Congreso nacional. La legislación que omitió, en la cuarentena, el pago de los aportes patronales no autorizó lo mismo para el de los trabajadores. Ahora mismo, en Chile, los trabajadores arrancaron el retiro del 10% de su fondo jubilatorio, con la convicción de que este vaciamiento de sus propias cuentas lo van a resolver en la lucha contra las AFP y los ‘fondos solidarios’ del pinochetismo. No ver esto requiere una caracterización política – la que ustedes conocen. Los aportes de los trabajadores no van a ningún fondo para jubilaciones y asistencia a los desocupados, sino a las manos de los acreedores de la deuda, del FMI y al rescate de los capitalistas. Cuando dijimos que los partidos del FIT-U estaban en un proceso avanzado de integración parlamentaria al Estado no nos equivocamos.

Importaciones

El PTS vuelve a cuestionar la denuncia del Sutna sobre las importaciones, "La discusión sobre las importaciones recién fue realizada de manera formal unos días previos a la primera audiencia con las patronales por las paritarias que será este jueves 30 de julio. Lo hicieron luego de sacar comunicados y juntar firmas en la base del gremio sin ninguna explicación de por qué se realiza ese reclamo". Es una denuncia, que tiene tres años de antigüedad, ya discutida por nosotros en 2017, cuando gobernaba el libre importados de Juntos por el Cambio. No recordamos que el PTS hubiera abierto el pico entonces.

La Negra sacó un comunicado -lo dice el propio PTS- explicando el problema de las importaciones, las implicancias sobre la paritaria y los puestos de trabajo; la dirección del Sutna salió a explicárselo a los trabajadores, pidiendo que acompañen el planteo con sus firmas, pero para el PTS no hubo "ninguna explicación de por qué se realiza ese reclamo".

Como quienes formamos la Tendencia conocemos bien al PTS y, sobre todo, sus métodos en el movimiento obrero de la zona norte, le recordamos en el artículo anterior que la posición que le cuestionaban al Sutna sobre las importaciones, era la misma que ellos habían defendido en el conflicto de Lear [“(…) el gobierno, el mismo que pone un tope a las importaciones, (es) el que le permitió a Lear importar todos los mazos de cables (los que se producen en Lear) necesarios para enfrentar un largo conflicto y poder tener una posición intransigente”, La Izquierda Diario, 15/10/14.] (Cómo se ve, el PO “oficial” no es el único integrante del FIT-U que no resiste un archivo.) Ahora nos responden que "la comparación con Lear aparece para la polémica, pero no hay un solo trabajador del neumático al que se le haya planteado semejante situación" y que, si fuera así, "que las patronales se preparan para entablar una guerra contra el SUTNA de esa magnitud, sería una gran irresponsabilidad de la lista Negra y del Grupo Política Obrera, no estar informando esto a todos los trabajadores". De esta acusación solo se desprende que el PTS no avizora una guerra patronal contra la clase obrera, en el marco del derrumbe capitalista, ni por tanto para el Sutna. El acusador va solito al banquillo del acusado ¡Pero es precisamente lo que está haciendo el Sutna, denunciando que recurren a las importaciones para condicionar las paritarias! Política Obrera, que no es un Grupo (salvo para la justicia electoral), porque no tenemos estructura ni finalidad de Holding, ha repetido, contra el PTS, que este derrumbe capitalista coloca en la agenda del proletariado la rebelión popular y las tareas para luchar por el poder.

Por último, el PTS desliza otra vez la idea de que la política contra las importaciones del Sutna sería funcional a Fate, porque estaría mejor preparado para producir todo tipo de neumáticos. La protección de la patronal no es nuestra política sino la del FIT-U, cuyo programa defiende a las pequeñas y medianas empresas – o sea a las tercerizaciones de las grandes compañías. Una discusión política, a diferencia de una provocación, acerca de un planteo que no fue discutido antes con el conjunto de la dirección sindical, habría sido poner en agenda nuestro planteo del control obrero de las importaciones y del conjunto del comercio exterior. Pero el PTS no lo aborda, porque hacerlo acabaría con el cuento de que pretenden una discusión política. Quienes entienden que el PTS es una entidad académica de debate es el FIT-U, que les dio un lugar en el PSC, a sabiendas de que para el PTS los frentes son ‘espacios en disputa’ y no herramientas para la unidad en la acción.

Cuestión crucial

Como somos una corriente que rechaza el discusionismo, vamos a clarificar el carácter de esta polémica.

El PTS no ha sacado ninguna crítica contra el proteccionismo patronal en otras industrias o empresas – solo en el Sutna. El Sutna, sin embargo, no es simplemente -o solamente- un sindicato. Es uno de los principales eslabones de la construcción de una vanguardia obrera en Argentina, que arranco, después del Argentinazo, con el Subte. No hay nada en la acción del PTS en el Sutna que indique que caracterice al Sutna por lo que representa en ese desarrollo histórico. El PTS sigue una línea de confrontación integral contra quienes ganaron el Sutna para la independencia de clase, del mismo modo que el aparato del PO adopta el seguidismo – con el terrible resultado de que no ha ganado virtualmente a nadie para la organización y la lucha política abierta, pública. No tiene política para convertir, mediante la experiencia común, a la vanguardia obrera combativa en vanguardia socialista.

Políticamente, la experiencia del Sutna es transicional. Nuestro lugar en esta polémica es el que hemos tenido desde siempre: asegurar que arribe numeroso, consciente, con ligazones más vastas con los activistas de todo el país al objetivo de dejar en pie una vanguardia proletaria.