7 de abril: jornada nacional de lucha de los trabajadores de la Salud

Escriben Elena Soria y Maxi S. Cortés

Tiempo de lectura: 2 minutos

Este 7 de abril la Federación de Profesionales de la Salud de Argentina (Fesprosa) ha convocado a una nueva Jornada Nacional de Lucha. La acción se produce en el marco del pico de contagios que ya ha superado los de octubre del año pasado. Los reclamos están centrados en las condiciones salariales, pero también en las exigencias de vacunas para todo el personal de salud.

La jornada consistirá en acciones de visibilización, asambleas, caravanas, movilizaciones. En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, habrá una movilización al Ministerio de Salud de la Nación para la entrega de un petitorio exigiendo el cese de la exportación de vacunas de Astra Zeneca y por su envasado en el país. Habrá paros y movilizaciones en Tucumán, Chubut, Río Negro, Neuquén y Chaco.

Con más de 16 mil casos de covid19 por día, con el ingreso de cuatro variantes de nuevas cepas de mayor letalidad en Argentina, ingresó a una ´segunda ola´ con el personal de salud exhausto y planteles reducidos a guardias mínimas debido a la cantidad de licenciados por grupo de riesgo, fallecidos o a quienes aún tienen secuelas y no pueden retornar a sus lugares de trabajo. “Hay 80.000 contagiados y 500 muertos” entre el personal de salud, afirma Fesprosa en su convocatoria. Los acuerdos salariales por parte de las burocracias sindicales que usurpan las representaciones han dejado en el nivel de la pobreza a los trabajadores agravando la precaria situación laboral que fuerza al personal a sobreexponerse con dobles jornadas.

En este cuadro, los trabajadores de Sanidad (salud privada) realizaron una huelga el pasado viernes 26 por la recomposición del salario, interrumpida por la conciliación obligatoria que dictó el Ministerio de Trabajo. Este lunes hay un nuevo plenario convocado por el sindicato ya que las “negociaciones” que lleva adelante Héctor Daer no avanzan.

En el sector público la huelga de Sanidad ha reabierto la deliberación en las asambleas de residentes y concurrentes y en las distintas asociaciones gremiales profesionales. Por otra parte los trabajadores del Hospital Moyano, que vienen luchando por la vacunación de su personal y pacientes, movilizarán junto a trabajadores de otras instituciones de salud mental por la aplicación de las segundas dosis el 7, empalmando con la jornada nacional.

En Neuquén, trabajadores de la salud autoconvocados vienen realizado cortes de ruta por un salario actualizado por inflación, en un cuadro de rebelión provincial del gremio. En Tucumán, el SITAS (Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud), asociación de base de Fesprosa, es una de las pocas seccionales que prepara acciones para la jornada del 7. El personal autoconvocado de Salud se ha declarado en lucha y viene realizando paros regulares desde enero, logrando que el Sitas sea el único gremio provincial en rechazar la oferta del gobierno.

Desde Tribuna de Salud en la tendencia del Partido Obrero llamamos a todos los trabajadores de las distintas seccionales de Fesprosa del país a impulsar la organización de esta jornada con asambleas de base para sumar a una jornada nacional que debe ser de lucha en el Día Mundial de la Salud. Invitamos a todas las asociaciones gremiales y sindicatos como a todos. Los trabajadores autoconvocados a sumarse en coordinación de una única acción nacional. Para enfrentar la segunda ola y la gestión capitalista de la pandemia, unidad de los trabajadores.