La lucha por los puestos de trabajo en BedTime: una batalla más contra la tercerización

Escribe Lucas Sánchez

Tiempo de lectura: 2 minutos

La patronal de BedTime, como todas las patronales, se vale de las leyes de flexibilización laboral para atacar las condiciones de trabajo. Ante el cumplimiento del periodo de prueba (6 meses) de tres compañeros eventuales, la patronal planteó la efectivizaciòn de dos y el despido de uno de ellos. Una primera maniobra para dividir a los trabajadores: mientras dos quedaban efectivos, uno era despedido. Los trabajadores de Bedtime interpretamos la maniobra que intentaba ocultar el despido del trabajador, que habiendo pasado su periodo de prueba, debía pasar a planta permanente.

Para llevar adelante el despido del compañero, la empresa siguió intentando maniobras. Primero, planteó el “bajo rendimiento” del trabajador – palabras conocidas por todos los trabajadores que tienen por objetivo la aceleración de los ritmos de producción y utilizar a los trabajadores eventuales como elemento de presión contra los trabajadores efectivos. Luego, la empresa cambió la excusa y atribuía el despido a la “falta de producción” y a que el compañero, por lo tanto, “sobraba”. Justamente, hace un año atrás, la misma patronal decía que sobrábamos el 50% del personal, lo que le costó la ocupación de la fábrica. Un año después, no sólo seguimos todos los trabajadores, sino que además en diciembre se efectivizaron tres compañeros más.

En la asamblea que se realizó el día viernes 9, se rechazó el planteo de la empresa y se resolvió la defensa de los puestos de trabajo mediante la huelga. Los debates que se desarrollaron fueron a las raíces de estos problemas y se adoptaron resoluciones en base a entender que no sólo defendemos los puestos de trabajo de los eventuales sino que, de ese modo, estamos luchando contra la flexibilización laboral y defendiendo nuestras condiciones laborales. Los trabajadores de BedTime hemos crecido como colectivo de trabajadores al calor de la lucha contra la tercerización, contra la burocracia sindical y contra todos los mecanismos de flexibilizacion laboral. La respuesta contundente de la asamblea refleja un alto grado de conciencia de clase.

El lunes 12 de abril, después de dos días de paro en defensa de los puestos de trabajo de los tres compañeros, los trabajadores hemos llegado a un acuerdo con la patronal que consiste el que los tres compañeros continuarán por seis meses más como eventuales.

Este acuerdo fue aprobado en asamblea. Aunque no conseguimos la efectivización de los compañeros, nos deja algunas cuestiones positivas. Lo primero es la continuidad de los puestos de trabajo por seis meses más y la posibilidad de que los trabajadores sigamos discutiendo su efectivización – la patronal ya sabe a qué se atiene si viene con despidos. Los trabajadores le hemos dado el mensaje a la empresa de que defenderemos todos los puestos de trabajo y que siempre lucharemos contra la flexibilización laboral. Además, ha quedado demostrado que a los trabajadores de BedTime nos quedan vastas reservas para continuar luchando por nuestras reivindicaciones.