Balance de la asamblea de Ademys: el FITU promueve la huelga intermitente

Escriben Flor Palombo y Darío Molinari

Tiempo de lectura: 4 minutos

El sábado 1 de mayo se realizó la asamblea de Ademys, con la participación de 350 docentes. A propuesta de la CD del sindicato, la misma se desarrolló el sábado por la mañana, luego de las declaraciones que hicieron Fernández y Larreta sobre la presencialidad escolar; es decir, la asamblea sesionó con las cartas jugadas por parte de ambos gobiernos.

La mayoría (contundente) de la docencia que intervino en la asamblea se pronunció por la continuidad del paro, inclusive a pesar de los descuentos (arbitrarios) que el gobierno porteño aplicó sobre gran parte de los salarios. La docencia presente en la asamblea apostó por continuar la huelga, en una lucha que aún está abierta. La política criminal de los gobiernos continúa y se profundiza, cuando más apremiante resulta la defensa de la salud y la vida de estudiantes, docentes, no docentes y familias en este contexto agudo de crisis sanitaria. Si bien el paro en las escuelas es dispar, existe una profunda conciencia entre los/as trabajadores de la educación de la necesidad de enfrentar la presencialidad en este contexto. En vísperas de la asamblea de Ademys, la conducción de UTE anunció -sin asambleas- que “impulsa la continuidad del paro docente”, y convocó a parar, por 24 horas, el lunes 3 de mayo. Luego, en la tarde del mismo lunes, UTE llamó a parar también el martes 4. Como resultado de una política errónea -la de seguir con paros “en cuotas”-, la dirección de Ademys ha caído en una trampa, que se hace aún más evidente ante el llamado de la burocracia sindical a seguir -con todos los límites del caso- la huelga docente.

En la asamblea, la conducción Multicolor de Ademys -a excepción de la corriente Haroldo Conti- mocionó un paro por 24 horas para el lunes y otro, también de 24 horas, para otro día de la semana, sin determinar fecha, “a coordinar con los Sutebas Multicolores”. O sea que los paros van acompañados de una nueva modalidad – ‘la presencialidad intermitente’. Esto va en línea con las asambleas anteriores, en función de expectativas en un fallo de la Corte Suprema, que todo indica frustrará cualquier expectativa de apoyo a la suspensión de labores ‘no esenciales’. Los paros de la Multicolor, como los aumentos salariales de las paritarias, viene en cuotas.

La secretaria general del sindicato arrancó la asamblea con el señalaminento de que la adhesión a los paros era bajo. El secretario adjunto, por su parte, añadió que los docentes “ya habían vuelto” a clases y que, en consecuencia, “debíamos volver a las escuelas”. En vez de retomar los métodos históricos de la Multicolor, cuando se organizaban piquetes de convencimiento que recorrían las escuelas, ahora la Multicolor,en Ademys propone la huelga discontinua.

Desde Tribuna Docente Tendencia explicamos la necesidad de continuar con la huelga. Propusimos 48 horas de paro y nueva asamblea el martes para definir la continuidad. A su vez, volvimos a colocar la necesidad de organizar la participación de una movilización, que está planteada a la Jefatura de Gobierno, Junto a los compañeros de Docentes en Clase (también en la CD del sindicato), impulsamos un corte en Callao y Corrientes y una movilización al Ministerio de Trabajo en rechazo a los descuentos. Por último, planteamos preparar una asamblea general del gremio, que incluyera a trabajadores docentes, no docentes y las familias de la comunidad educativa. Si, de un modo general, no puede haber una huelga realmente sin piquetes, en la lucha actual los piquetes los ha formado la patronal privada y el clero, con una campaña gigantesca de presiones a favor de la presencialidad.

Las mociones de actividades presentadas por parte de la CD fueron, en su mayoría, una adaptación a las que llama el Plenario del Sindicalismo Combativo, vinculado a una fracción del FITU, típicamente marginales. Esta ausente una política de masas, en favor de una visión y una política de aparato. Además, estuvieron supeditadas a la acción parlamentaria, que es el terreno en el que se desarrollan muchas de las propuestas del FIT U. En medio de una huelga que, de acuerdo al informe oficial, se cumple poco, los Sutebas multicolores proponen una caravana a la planta de Hugo Sigman, para apoyar un proyecto de ley para que el Estado adquiera la firma a valor de mercado. Entretanto apareció otro farmacéutico similar, pero ligado a Massa, con una prouesta fraudulenta similar, pero para producir la vacuna rusa en Argentina.

Cabe destacar -no es menor-, que las votaciones en la asamblea se vienen desarrollando en forma polémica y cuestionable: micrófonos cerrados, chat deshabilitado (en muchas oportunidades) y diferentes criterios para presentar las mociones, según cada asamblea y siempre a criterio de la Multicolor en la CD. Para evitar estos procedimientos proscriptivos,el mismo FIT-U se había opuesto, correctamente, a las sesiones virtuales del Congreso nacional.

La asamblea, por la continuidad de la huelga

Al momento de la votación, una tercera moción a favor de un “paro indeterminado”, presentada por corriente “Conti Santoro” (RyR), dividió el voto opositor a la propuesta de la Directiva. En estas condiciones, a moción de la Directiva obtuvo un 46% de los votos; las otras dos mociones, de Docentes en Clase y la Haroldo Conti y TD (T), que postulaban en continuidad, obtuvieron el 43%, y un 9% la de la “Conti Santoro”.

Es necesario seguir adelante con la medida de fuerza, organizando los fondos de huelga en cada escuela. A su vez, el grupo de docentes contra la presencialidad en pandemia sigue organizándose en contra de la presencialidad criminal. Convocamos a los docentes de la Ciudad a sumarse esta campaña.