Los docentes del Plan Fines, a la deriva

Escribe Fabián Cañete

Crece el reclamo desde abajo.

La crisis abierta por la llegada a nuestro país del coronavirus nos encontró a los docentes del Programa Fines totalmente desprotegidos, sin trabajo y sin garantía de cobertura de la obra social. Pero esto venía de antes de las medidas nacionales dictadas ante la epidemia. Sólo en la Provincia de Buenos Aires seríamos 30.000.

El sábado 7 de marzo se produjeron las primeras asambleas, en CABA y en Lanús; en esta última, con la presencia de docentes de dicho distrito, Avellaneda, Presidente Perón y Ezeiza, entre otros. En ambas se votaron movilizaciones hacia los respectivos ministerios. El jueves 12 en La Plata el contingente docente fue recibido por asesores de la Directora de Educación de Adultos Silvia Vilte. Los mismos no dieron ninguna respuesta concreta a los reclamos recibidos, solo atinaron a decir que “ya se va a regularizar".

En los días posteriores, entre las medidas por el avance del coronavirus, se incluyó la suspensión de las clases en todos los niveles y posteriormente la resolución de cuarentena general salvo para áreas esenciales. Pero los docentes de Fines nunca fuimos mencionados. Se anuncian partidas con pequeños montos para jubilados y trabajadores desocupados de planes sociales; lo mismo se anuncia para quienes no reciben estos planes y para quienes tengan empleo informal (no registrado). Lógicamente, están cubiertos los docentes del sistema formal, a los que, hay que decirlo, no se les regala nada ya que deben trabajar desde sus casas. En resumidas cuentas, los verdaderos parias del sistema terminamos siendo los docentes del Fines. ¡Los distintos gobiernos nos metieron en un limbo! Hemos sido víctimas de un fraude laboral, perpetrado por el mismo Estado.

Muchos de nosotros trabajamos hace 8 o 9 años en el Programa, en forma precaria. A partir de todo esto, el lunes 16 se armaron como un reguero de pólvora un sinnúmero de grupos de WhatsApp de docentes del Fines, se elaboraron petitorios que recogieron miles de firmas en pocas horas, se movió cielo y tierra en todas las redes sociales. Esto llegó a los oídos y ojos de las autoridades, pero aun no hay respuesta. Suteba provincia elevó el jueves 19 una nota con la firma de Roberto Baradel donde piden que se nos extienda la obra social y que haya actos públicos para tomar cargo apenas termine la cuarentena, ¡pero nada dicen de nuestros derechos adquiridos como docentes provisionales, que nos debería habilitar para seguir cobrando nuestros salarios de acuerdo a lo trabajado el año pasado!

Por todo lo mencionado, reclamamos: que se nos siga abonando el sueldo de marzo y el tiempo que dure la cuarentena. Cobertura salarial para todo docente, aunque no haya trabajado el año pasado.

Iguales derechos para los tutores sociolaborales de los Fines con oficio.

Continuidad laboral para todos los docentes. No a la precarización laboral.

Vigencia del Estatuto del docente para todos. ¡los sindicatos deben ser los primeros en defender su cumplimiento!

Ningún docente sin obra social (Ioma). ¡Hay compañeros/as con enfermedades crónicas que están en la incertidumbre!

Con estos reclamos se está preparando una movilización a La Plata para el día posterior al fin de la cuarentena.