Cómo nos defendemos de la "segunda ola"

Tapa de Política Obrera N° 28

Tiempo de lectura: 1 minuto

2021 ha debutado con el crecimiento exponencial de la curva de Covid: 15.000 contagios diarios.

No es un escenario exclusivo de Argentina. En Estados Unidos y Gran Bretaña ha colapsado el sistema sanitario – camas de UTI, falta de jeringas, crisis en la distribución y la logística de vacunas.

Es la consecuencia de la ‘reapertura’ de la economía, que nunca estuvo cerrada para los bancos y las Bolsas.

Es la consecuencia de la falta de testeos y de sostenimiento económico a los trabajadores, mientras el capital financiero recibía billones de dólares en todas las monedas en circulación.

La distribución de la vacuna se ha convertido en un campo de disputa entre los monopolios farmacéuticos y los estados que los apadrinan.

El gobierno de los Fernández suprimió, por indicación del FMI, la magra asistencia de emergencia (IFE), y no tiene intención de restablecerla.

La política económica de la pandemia no la dictan las necesidades de salud; la dictan las corporaciones capitalistas. El financiamiento de la pandemia se ha convertido en un negocio gigantesco del capital financiero.

Lo que ocurre en Europa, Estados Unidos y Brasil demuestra que la política de ‘restricciones nocturnas’ o represión de las ‘burbujas’, es una estafa – y aún más, sencillamente criminal. Colombia acaba de prohibir las actividades no esenciales, por dos meses, en Bogotá y Medellín.

Es necesario prohibir las llamadas actividades ‘no esenciales’.

Establecer un subsidio de emergencia de 45 mil pesos, y al mismo tiempo intervenir y reglamentar las operaciones financieras, comenzando por el congelamiento de pagos de la deuda pública.

Reforzar en forma urgente los planteles de trabajadores de la salud, reducir las jornadas laborales y aumentar los salarios.

Protocolos obreros en los lugares de trabajo.

Declarar bien público a las vacunas como bien público.

Poner bajo control o supervisión de los trabajadores la producción y distribución de las mismas.

Aumento general de salarios y jubilaciones.