Desnutrición infantil en Pilar

Escriben Birke Silchinger y Luciana

Tiempo de lectura: 2 minutos

La semana pasada, vecinos de Manuel Alberti realizaron un corte en la estación del Ferrocarril conmovidos por los casos de desnutrición que se han viralizado en el distrito, y en reclamo de mejoras en el centro de salud. Además de la movilización, los vecinos han iniciado una campaña de fotos para visibilizar el flagelo.

Un niño de 6 años, Maty, oriundo de esa localidad, fue diagnosticado por desnutrición los primeros días de marzo. Su madre, Luciana, junto a vecinos de Manuel Alberti, están organizándose para arrancarle al Estado la asistencia alimentaria y sanitaria especiales que requiere el niño. Muchos vecinos de Alberti se solidarizaron y viralizaron el caso de Maty por las redes sociales, lo que llevó a la convocatoria en la Estación.

El Estado Nacional le ha dado amplia difusión a un Plan Accionar, para el tratamiento integral de la desnutrición, pero al menos en Pilar ese plan no existe. Tanto el Intendente como otros concejales manifestaron a los vecinos que se movilizaron no haber recibido presupuesto para el mismo.

Los funcionarios municipales de distintos estamentos intentaron negar el diagnóstico de desnutrición certificado por dos profesionales del mismo centro de salud de la localidad. Argumentaron que el niño no podría estar desnutrido en tanto la familia tiene la tarjeta Alimentar y recibe bolsones de mercaderías No hace falta ser profesional para saber que una de las causas de los problemas de desnutrición son esas mismas bolsas de mercadería sin lácteos ni carnes, frutas o verduras.

En Pilar, el año pasado se produjo una muerte por desnutrición, la de Iris (https://politicaobrera.com/politicas/2959-muerte-por-desnutricion-en-pilar). El gobierno municipal y nacional son responsables. Las autoridades culpan a las madres de la desnutrición, pero cuando esas madres piden ayuda son ignoradas, cuestionadas o amenazadas con perder la tenencia de sus hijos, y hasta encarceladas. Es el mismo Estado que recorta el presupuesto de la ayuda social para pagar la deuda externa, mientras el índice de pobreza infantil para este 2021 (según UNICEF) es de un 62% y en pleno rebrote de contagios de COVID19.

Desde el estado municipal buscan conformar a los vecinos asegurando que han otorgado al niño una partida de productos frescos y las leches con hierro. Los vecinos exigen que el municipio garantice la dieta completa indicada por la nutricionista y la extensión de su tarjeta Alimentar a partir de mayo, así como su atención médica con carácter de urgencia. Hasta ahora, ni desarrollo social, ni Niñez, ni Anses ni el centro de salud han dado respuesta al reclamo.