Se realizó el Festival de Inquilinos en Lucha

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 4 minutos

Desde Inquilinos en Lucha nos organizamos para hacerle frente a la crisis habitacional de manera colectiva, luchando contra la especulación inmobiliaria, los desalojos y diferentes abusos que recaen sobre todo con la población más empobrecida. Decidimos convocar a artistas de todo el país y el mundo para y realizar un festival que sea una enorme caja de resonancia de todas las luchas contra los desalojos.

Abrió el dúo El Surco de Cali, Colombia, en el epicentro del paro nacional que se desarrolla desde hace más de 80 días. Angélica Velazco y Felipe Maya dijeron que “nuestra lucha es la misma lucha del pueblo latinoamericano. Por eso hoy nos sumamos a esta convocatoria por una vida digna para todos. La alimentación, la vivienda, la educación y la salud deben ser la prioridad de nuestros estados y derechos fundamentales de todos los pueblos”.

Julián Szpilbarg apoyó la lucha contra los desalojos y destacó que la vivienda en un derecho fundamental y no un negocio. Eugenia Sasso dijo “no a los desalojos, tenemos derecho a una vivienda digna”. La guitarrista francesa Lu Dolaé explica que “existe una idea generalizada de que los músicos y artistas no se conectan con la situación social, pero la hermosa idea de este festival contra los desalojos y la lucha por la vivienda digna viene a refutar esta idea. Agradezco la propuesta e invitación de Soledad Lazarte, miembro de inquilinos en Lucha, de organizar este Festival”.

Participó el Movimiento de Inquilinos de Venezuela, planteando “el acceso a la propiedad de edificios de vieja data en arrendamiento y la regulación del mercado inmobiliario y el alquiler social”. El Parque Cultural Estación Colegiales denunció “la venta de las tierras y remates por decretos a grupos nacionales y extranjeros. Más del 30% de las viviendas de capital están ociosas hace más de 30 años”.

Decenas de familias están ocupando una vivienda hace más de 30 años en Avellaneda, denuncian maniobras de la justicia y del estado para desalojarlas en función de un enorme proyecto de negocios inmobiliarios en una zona: “no es sólo nuestra lucha, es la lucha de muchas personas más en muchas localidades y ciudades”.

Estuvieron presentes las denuncias contra las urbanizaciones truchas del gobierno de la ciudad, como “Rivera Iguazú”. Demetria comenta que “En 2011 se censaron, sin agua en verano ni luz en invierno, sin cloacas, el IVC prometió un lugar mejor. Hace más dos años nos mudamos de acá al complejo Mundo Grúa y la luz llegó con una suba de $4800 pesos y $8200 de gas, imposible pagar. Las viviendas están rajadas y con humedad. Hicimos los reclamos pero nunca nos escucharon”.

Familias del barrio padre Mugica de Lugano, relocalizadas del camino de Sirga de la villa 21-24, denunciaron que los edificios sufrieron ya 6 incendios. “El IVC no está presente en el barrio, nos dejó tirados. No creemos que sea habitable. Los reclamos no se los podemos hacer a nadie”.

Carlos Rojas envió su apoyo, desde la clínica San Andrés, en el marco de la lucha de muchos trabajadores de salud a nivel nacional. También apoyó la iniciativa Maxi Carabajal de la agrupación Vigilantes en Lucha.

Jonathan Baldivieso, del Observatorio por el derecho a la ciudad, y de la comunidad inquilina, dijo que “la población inquilina se ha incrementado exponencialmente en CABA, la mitad de los porteños alquilan, la mitad de los ingresos se van al pago de alquileres (…) El gobierno sostiene un mercado desregulado, y además se ha encargado de rematar las tierras públicas que podrían haber sido destinadas a más espacios verdes y viviendas sociales”.

Jubilados Clasistas dijeron: “Los alquileres, el pan, los medicamentos se indexan ‘para arriba’. Los salarios y las jubilaciones, ‘para abajo’”. Ricardo Petrini de JC deleitó a todos con excelentes interpretaciones.

Yolanda Vargas, trabajadora de Colonia Santa Rosa, fue inculpada por “abandono de persona agravado” por el incendio de la casilla donde perdió a sus dos pequeños hijos. Los músicos y los participantes de Inquilinos en Lucha demandamos el sobreseimiento de Yolanda.

Eva Gutiérrez, dirigente del Polo Obrero Tendencia, dijo que “los compañeros desocupados además de padecer la falta de trabajo padecemos el problema de la vivienda. Forma parte de nuestro programa pelear por el acceso a la tierra y a la vivienda. En Guernica fuimos protagonistas de esta lucha que enfrentó al aparato represivo que los desalojó. En nuestro programa el planteo de trabajo genuino lleva al planteo que se ponga en pie la obra pública. Hay un enorme déficit habitacional de millones de personas, ahí está la posibilidad de crear fuentes de trabajo, que no lleve más del 20% del salario, es una necesidad por la cual ganamos las calles y lo planteamos. Cuando vamos a la ciudad de Buenos Aires, uno de los reclamos es que se diera el subsidio habitacional a todos los compañeros. Adelante, la causa por la vivienda va a ser muy significativa, todo nuestro compromiso en la lucha”.

Marcelo Ramal, ex legislador porteño y dirigente de Política Obrera, Tendencia del Partido Obrero, dijo: “los aumentos de los alquileres tienen lugar en el momento en que caen los salarios, despidos, aumentos de pobreza y desocupación, y que el gobierno ha retirado cualquier tipo de protección para los inquilinos, como el IFE que duró sólo tres pagos. Los alquileres, deudas, crecen exponencialmente y arrecian los desalojos. Esta situación no es nueva ni desconocida para el trabajador, que ve cómo crece la especulación inmobiliaria y los negocios con el suelo de las grandes ciudades, donde se pone en valor la tierra pública, para el acaparamiento del capital financiero e inmobiliario, mientras los trabajadores que viven de su trabajo son expulsados de la ciudad. No es casualidad que haya emergido un movimiento de lucha como el de ustedes, que ha encarado importantes movilizaciones, y que coloca la agenda política una de las reivindicaciones más importantes de la clase obrera que constituye el derecho al techo. Y que ha sido objeto de una intensa expoliación durante los últimos años, más durante la pandemia, como lo demostraron las ocupaciones de tierras, el desalojo de Guernica, y de muchos inquilinos. Ese movimiento de lucha se ha sumado al de los desocupados, al de los trabajadores de salud y educación, y no nos cabe la menor duda que forma parte de una tendencia que va a sumar al pueblo argentino más temprano que tarde a esa otra tendencia continental que hemos visto a la rebelión popular, en Colombia, Perú, Chile, Ecuador y Brasil. Con estos conceptos quiero sumar nuestro apoyo al festival, y nuestro compromiso de Política Obrera, la Tendencia del Partido Obrero, de acompañar y estar presentes en todas las instancias de lucha de ustedes”.

Frente a la pobreza, el hambre, la desocupación, la crisis sanitaria y la falta de vivienda, desde inquilinos en Lucha llamamos a coordinar todos los sectores que están en lucha, impulsar Comités contra los Desalojos y Asambleas en diferentes barrios por el derecho a la vivienda en todo el país.