Vamos Política Obrera en Santa Fe

Escribe Agustín Fernández

Tiempo de lectura: 2 minutos

De cara a las elecciones legislativas de este año, la Tendencia del Partido Obrero, bajo la denominación corriente Política Obrera, ha puesto toda la militancia de la provincia a disposición de los desafíos que se nos presentan en el cordón industrial de San Lorenzo, donde presentamos listas municipales en las principales ciudades.

La campaña electoral se desarrolla en un cuadro de crisis política del gobierno provincial. Perotti debe sortear una interna que lo tiene como candidato suplente, donde parte de la burguesía que apostó por él en 2019 hoy se desplanta. Esto tiene como correlato los carpetazos contra el senador Armando Traferri, oriundo de San Lorenzo, quien enfrenta causas judiciales por vínculos con el delito organizado. Vicentín, la hidrovía, el cepo a la exportación de carne, son todos flancos donde se desenvuelven las discrepancias dentro del Frente de Todos y la oposición, y sobre esta perspectiva asoma el acuerdo con el FMI.

Sobre esa caracterización es que estamos desarrollando las campañas en Granadero Baigorria, San Lorenzo, Fray Luis Beltrán y Capitán Bermúdez. Hemos puesto de relieve los problemas de los trabajadores de la región. La precarización laboral en cada uno de los municipios es moneda constante, al igual que en la provincia – el gobierno pretendió despedir a todos enfermeros contratados para afrontar la pandemia. La cuestión del salario es fundamental – el 50% pobreza no deja exento a los santafesinos de estos índices nefastos y debemos poner en la agenda la lucha por el salario básico igual a la canasta familiar. Tal como lo hicieron los obreros aceiteros, que durante el 2020 mediante una huelga general regional de hecho lograron arrancarlo a los pulpos exportadores.

El tinte de una campaña obrera y socialista es que hemos dirigido estos planteos al conjunto de los trabajadores industriales. Por acaso, hemos agitado las aceiteras Vicentín, ACA, ADM y Molinos Agro, junto con las químicas TFA, ARAUCO, IDM y Synthon, Varteco y Nouryon. Como lo hemos hecho en provincia de Buenos Aires y CABA, una campaña obrera y socialista no puede prescindir de las agitaciones en puerta de fábrica.

Asimismo, tanto en Fray Luis Beltrán como en Granadero Baigorria, que hemos recorrido los barrios San Fernando, Retiro y Fonavi 2, y San Fernando, San Miguel, entre otros barrios, recorriendo los domicilios con nuestros planteos y entablando discusiones políticas. También hemos agitado las fábricas metalúrgicas del gran Rosario, como Liliana y Argental. Hemos podido constatar el amplio rechazo a la política a secas. Ha sido un primor filtro a superar, debido a la bronca que existe entorno a los partidos patronales -peronistas, progresistas y macristas- que durante los últimos años han llevado al país y a la provincia a la miseria y el derrumbe. Desde nuestro punto de vista, ese presupuesto es la punta del debate, el cual los candidatos de los mencionados partidos no se vinculan con los vecinos justamente para evitar las responsabilidades políticas que les compete.

En Capitán Bermúdez tenemos un desafío político mayor, ya que en esta ciudad hemos sabido conseguir en dos oportunidades una banca en el concejo y la mejor votación del FIT en las elecciones provinciales del 2019. Nuestras listas de obreros, trabajadores de la salud y docentes, la hemos puesto a disposición de la organización y recorrida en los barrios, como Villa Cassini, Villa el Prado y, finalizando, el resto de la ciudad en esta última semana de campaña.

Bajo esta impronta, llamamos a que sumen decenas de fiscales para defender el voto en cada una de las localidades. Estamos poniendo el punto de partida de un desarrollo posterior: trasladar la experiencia en este centro industrial a toda la provincia, lo cual será requerirá una labor militante excepcional.