La campaña del Polo Obrero (T) en la Ciudad

Escribe El Be

Tiempo de lectura: 2 minutos

La campaña electoral del 2021 se ha caracterizado por el palabrerismo. En contraste con eso, en los barrios más pobres de la Capital, cientos de trabajadoras, desocupadas, madres, estudiantes, luchadoras, compañeras, se han puesto a la cabeza de una inmensa campaña política por difundir las posiciones y los candidatos de Política Obrera. Con las delegadas y delegados de las asambleas a la cabeza, ha cobrado fuerza una batalla política contra los inmensos recursos invertidos en publicidad por las restantes fuerzas políticas. Las compañeras del Polo Obrero Tendencia de la Capital han tomado en sus manos la organización y puesta en marcha de gran parte de la campaña de Política Obrera, con iniciativas que surgen desde cada una de las asambleas.

Los volantes y los afiches vuelan de las manos de las asambleas. A todas horas salen actividades de pegatinas y volanteos cada día, que inundan los grupos de whatsapp con fotos y videos que reflejan el orgullo de llevar a cabo esta campaña. Las compañeras más antiguas, que han vivido el proceso de la ruptura del PO, sostienen que hace muchos años que no tomaban una campaña con tanto entusiasmo.

La inclemencia del tiempo no ha hecho retroceder en lo más mínimo este entusiasmo. Las compañeras y compañeros se las han ingeniado para poder difundir nuestros materiales aún bajo las fuertes lluvias. Salen actividades adentro de estaciones de tren o en otros espacios cubiertos concurridos. Otras actividades se cambiaron de volanteos callejeros a rastrillajes casa por casa para poder repartir los volantes. Las afichadas salen igual bajo la lluvia, cosa pocas veces vistas. Las asambleas han mejorado la preparación de los materiales para poder pegar los afiches sobre carteleras mojadas. No hay forma de que se convenzan las compañeras de suspender una actividad.

Las asambleas han redoblado la apuesta en los últimos días de la campaña, “para que ningún material se desperdicie”. Han salido todo tipo de actividades, no sólo en sus propios barrios, sino que han salido a recorrer otros barrios de la capital. Se han arrimado a estaciones de tren y a los barrios más al borde de la capital, donde se pegaron afiches de provincia para los trabajadores que pasan por esos lugares. Las asambleas reclaman día a día mayor cantidad de materiales de capital y de provincia que se les acaban enseguida, con decenas de actividades por día. La escasa aparición de nuestra lista en los medios, a comparación de otras listas con millonarios recursos, se contrarresta con la visibilidad que el Polo Obrero Tendencia le ha dado a nuestra campaña.

El entusiasmo y la convicción que reflejan las compañeras y compañeros del Polo demuestra un enorme salto político que está dando un sector de la clase obrera.

La última campaña que queda por delante es la de cuidar los votos que hemos conseguido con esta enorme campaña. Luego de tanto esfuerzo, no podemos permitir que los punteros de toda índole anulen nuestra presencia en el cuarto oscuro con los métodos más miserables. Distintas fuerzas van a querer silenciar al único partido que ha colocado en esta campaña electoral el eje del que nadie quiere hablar: la vuelta del FMI a través de un acuerdo que traerá más ajuste. El Polo Obrero Tendencia se ha puesto en campaña para conseguir la mayor cantidad de fiscales que se pueda para defender el voto por esta orientación política.

¡Vamos, compañeras y compañeros!