Tucumán: balance de las PASO

Escribe Daniel Blanco

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los resultados provisorios de las PASO presentan a Tucumán como uno de los reductos donde el Frente de Todos pudo obtener una importante votación: 48% y una gran diferencia sobre Juntos por el Cambio, que reunió el 35%.

La votación del Frente de Todos dirimió, en gran medida, el choque que se había abierto en el seno del gobierno entre el gobernador Manzur y el vice Jaldo. Ambos integraron las listas internas: el primero iba como suplente a senador, mientras que el segundo, Jaldo, encabezaba la lista de diputados. El triunfo fue para Manzur que reunió el 60% de los votos, y se impuso en 14 de los 15 departamentos, incluso varios reductos jaldistas, como la Banda del Río Salí, Trancas. La lista de Jaldo solo logró imponerse en Famailla.

Ahora, habrá que ver como continua la crisis en el gobierno de Manzur, porque a pesar de haber ganado no va a poder escapar de la onda expansiva del derrumbe político nacional del Frente de Todos, y Jaldo no puede abandonar sus pretensiones gubernativas para el 23, pues le explotaría todo su armado político. En la Legislatura hay temas pendientes impulsados directamente por Jaldo, como el juicio político y el pedido de renuncia al ministro de Educación y al de Seguridad de Manzur, que si no se resuelven mediante un acuerdo de gobernabilidad -que solo pasaría si Manzur reconoce que el próximo candidato a la gobernación va a ser Jaldo- la crisis se podría reabrir a escalas impensadas.

Con todo, Tucumán no dejó de reflejar la debacle del Frente de Todos a nivel nacional como se pudo ver en los resultados de San Miguel de Tucumán, una de las 10 capitales, o sea de grandes centros urbanos en los que triunfo la lista de Juntos por el Cambio. En la capital Tucumán triunfó con un gran margen el actual intendente que encabeza la lista de senadores, Germán Alfaro, un peronista que fue aliado con el intendente del PRO, Sánchez, de la ciudad de Concepción. La lista alfarista se impuso, además, en la interna de Juntos por el Cambio donde el gran derrotado fue la UCR. Las candidaturas de Cano y Elías de Pérez quedaron descartadas de las generales de noviembre.

Tucumán también tuvo su expresión bolsonarista, a través de Ricardo Bussi, el hijo del genocida, quien encabezaba la lista de Fuerza Republicana con un discurso haciendo hincapié en el reforzamientos de los aparatos represivos y una suerte de prédica contra la casta peronista. Obtuvo el 7,4% de los votos, acrecentando los votos de las PASO pasadas en dos puntos.

Otra fuerza fue el denominado Frente Amplio que reunió un 2,5 % de la votación, encabezado por el actual legislador Masso y uno de los dirigentes nacionales de Libres del Sur, quien se presentó desenvolviendo un discurso de atender los problemas sociales (comedores), hasta de mejoramientos de los sueldos de la policía. Libres del Sur cuenta con una enorme red de comedores y merenderos y se apoyó en ello para hacer su campaña.

Respecto de la izquierda, el FIT-U superó el 2% de la votación. La campaña de ambas listas fue una copia de los slogans desenvueltos a nivel nacional. Sólo lograron realizar una acción unitaria de cierre de campaña con escasa concurrencia.

Política Obrera obtuvo provisionalmente el 1,10 %. Desarrollamos una campaña militante, una de las más intensas de la historia, con decenas de actos, asambleas públicas, interpelaciones, acciones virtuales (varias charlas y mesas debates). Se hizo un acto a mitad de campaña que reunió más de 2.500 compañeros y que abrió paso a los medios. Los medios fueron ocupados con importantes intervenciones de todos los candidatos. En el haber, se abrieron nuevos grandes frentes obreros y de trabajadores y nuevas localidades. Fue la campaña más austera desde el 83. Desplegamos en el acto comicial más de 1.000 fiscales: con más de un centenar de ellos se ha abierto el debate en vista a su reclutamiento partidario. El obstáculo principal fue el debut de Política Obrera, que no alcanzó a popularizarse a pesar de que la lista estaba integrada por compañeros conocidos por importantes franjas de las poblaciones. Hasta el último día, por confusión, nuestros candidatos eran presentados como integrantes del Partido Obrero, o en otros casos formando parte del Frente de Izquierda.

El día del comicio sufrimos una acción hostil y fraudulenta, concentrada sobre Política Obrera (ver nota aparte), que evidentemente nos perjudicó. El FIT-U no presentó en todo el desarrollo comicial ninguna queja ni en el juzgado, ni en los medios.

Tenemos por delante nuevos desafíos. Hemos sufrido un revés en un proceso de desarrollo y fortalecimiento partidario.

VER MÁS

Los desafíos de la transición política a las elecciones de noviembre, por Jorge Altamira

[FIT-U versión 2021, por El BE](https://politicaobrera.com/politicas/5561-fit-u-version-2021]