La Clínica Provincial de Merlo no paga los salarios

Escribe Patricia Urones

Los trabajadores deliberan una salida.

Tiempo de lectura: 2 minutos

En las últimas dos semanas se han conocido importantes datos en referencia a las condiciones de existencia de los trabajadores en Argentina. El INDEC ha publicado que la inflación del mes de septiembre ha sido del 12,7%, más alta que el mes de agosto (12,4%), siendo el segundo mes consecutivo con dos dígitos de inflación. También hemos sabido, del mismo organismo, que el 40% de los trabajadores en nuestro país es pobre. Dentro de ese porcentaje, casi 3 millones de trabajadores son indigentes, es decir, que pasan hambre y tienen fuertes privaciones (techo, agua, salud). Este empobrecimiento abarca a la clase obrera ocupada ya que el 80% de los asalariados cobran salarios por debajo de la línea de pobreza.

Es el caso de la Clínica Provincial de Merlo. La fuerza laboral que allí se emplea, por lo general, tiene dos trabajos porque con un salario no llega a cubrir los gastos básicos para sobrevivir. Las jornadas son extenuantes, puesto que la cantidad de trabajadores que la clínica contrata no llega a cubrir la demanda de servicios de sus clientes; es normal ver a un solo enfermero atendiendo un piso completo. La intensidad del trabajo desgasta con rápidez el cuerpo y la mente de los trabajadores y trabajadoras, muchas veces obligados a soportar los malos tratos de las familias enojadas por la pésima atención que este desborde provoca. En este contexto, la clínica viene desde hace años sosteniendo una política de pago en cuotas y morosidad con los salarios ante la mirada cómplice de la burocracia sindical. La Patronal debe diferencias paritarias de abril, mayo, junio; diferencia SAC junio 2023, bono decreto 438/2023 y parte del salario de septiembre.

Ante el descontento y la agitación de los trabajadores, esta semana la clínica depositó 50.000 pesos y, solo a algunos, el FESCA. El FESCA es depositado por el Estado nacional por la totalidad de los trabajadores, lo que quiere decir que la clínica retiene esa masa salarial. Es sabido que esta patronal utiliza la masa salarial no abonada para depositarla en el sistema financiero y sacar suculentas diferencias por las altas tasas de interés que este devuelve.

Ante esta situación, la dirección de ATSA ha “recomendado” a los trabajadores, que no tienen plata ni siquiera para pagar el transporte, que envíen, en forma individual, un telegrama a la clínica comunicando la retención de tareas por falta de pago. La Azul y Blanca de Sanidad, aliada del ministro candidato Sergio Massa, reconoce que la patronal está incumpliendo con el Convenio Colectivo y con la Ley de Contrato de trabajo, pero ofrece una salida individual, no colectiva. Es decir que reproduce la política de la patronal. El activismo de la clínica ha comenzado a debatir acerca de la necesidad de reunirse en asambleas para discutir la situación y tomar medidas en forma unificada. Desde Política Obrera apoyamos e impulsamos todas las medidas de los trabajadores que profundicen la deliberación, la organización y la unidad de todo el plantel de la clínica, en la convicción de que solo por medio de la lucha autoconvocada, independiente de las burocracias sindicales se avanzará en el mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo. A su vez, llamamos a todos los trabajadores de Merlo a coordinar las luchas en curso y solidarizarse mutuamente para enfrentar el golpe de estado económico que preparan las patronales y el gobierno y que tendrá como primera herramienta la hiperinflación que ya todos los candidatos patronales anuncian.

Reclamamos el pago inmediato de todas las deudas salariales y el cese de las persecuciones contra los trabajadores.

LEER MÁS:

Merlo: la Clínica Provincial nuevamente incumple acuerdo de pago Por Julio Gudiño, 28/09/2023.

Suscribite a Política Obrera