Sobre las elecciones en Boca

Escribe Julián Rieznik

Tiempo de lectura: 1 minuto

Leyendo las notas que salieron sobre las elecciones en Boca, ninguna habla de lo fundamental: rechazar la intervención de la Justicia en las elecciones de los socios. Ningún análisis puede partir de otro lugar. Lo que está pasando es un avance de los grupos que quieren privatizar los clubes, hacerlos Sociedades Anónimas para que sean un negocio para empresas privadas.

No se puede limitar una nota a decir que ambas listas son “dos alas empresariales” o a informar las “acusaciones que se harían” entre una lista y la otra como podría hacerlo cualquier diario de "información", pero no un periódico de un partido revolucionario.

Tenemos una jueza, Debora Abrevaya, que decidió, en base a testimonios truchos y números falsos, sacarle a los socios de Boca la elección del presidente del Club. Lo importante es rechazar esto y apoyar las autoconvocatorias que hubo y va a haber de los socios para defender las elecciones. No nombrar esto por miedo a quedar pegados a la lista de Riquelme es imperdonable. Frases del estilo de “Riquelme acusaría a Macri de tal cosa y Macri a Riquelme de tal otra” no importan. No interesa de qué se acusan mutuamente las listas. Se trata de ver los hechos como son: la lista de Macri, con apoyo de la Justicia manejada por Angelici y sus amigos, suspendió las elecciones. Los socios se autoconvocaron para rechazar esto… ¿y Política Obrera solamente va a decir que son dos grupos empresariales? ¿Realmente importa si fueron 13.000 o 5.000 los socios o si Macri le pidió a Riquelme que traiga a un jugador de Catar? No está en discusión eso, es totalmente secundario.

En ninguna elección de ningún tipo hay que permitir que intervenga la Justicia burguesa en nombre de nada para limitar el voto de los socios o de a quien le corresponda votar y punto.

Los socios de Boca vamos a ir a La Boca a movilizarnos el domingo a las 16 hs. No para apoyar a una lista, sino para defender las elecciones. Si Política Obrera se limita a “informar” que tenemos “dos alas empresariales” en las elecciones, se va a quedar afuera.

No a la intervención de la Justicia. No a las Sociedades Anónimas, en defensa de los Clubes. Defensa incondicional del derecho al voto de los socios.

Suscribite a Política Obrera