La patronal de Bridgestone ratifica los despidos

Escribe Julio Gudiño

Tiempo de lectura: 2 minutos

Luego del paro de 24 horas convocado por el Sutna contra los despidos en Bridgestone, hasta el momento son más de 50, el miércoles 31 se desarrolló una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires. La patronal pegó el faltazo y por medio de un escrito ratificó los despidos y pidió el archivo del expediente.

La empresa aduce “una importante caída en la demanda debido a un contexto económico difícil, una gran pérdida en las exportaciones y una significativa caída en la productividad debido a reiterados conflictos en nuestra planta de producción” (infogrmiales.com, 1/2).

La “crisis” a la que apela la empresa no se ha probado en sede ministerial ni en ningún otro lugar, porque los trabajadores y el sindicato jamás accedieron a los libros contables de la compañía. Además, según los balances presentados por Bridgestone en el Mercado de Valores de Buenos Aires, las ganancias han sido sencillamente extraordinarias a tal punto que, en dos oportunidades, en los últimos años, se hizo efectiva la cláusula de distribución de ganancias establecida en el CCT 636/11. Esta cláusula se activa cuando la ganancia de la empresa supera la media general. Agreguemos que durante todo 2023 esta patronal despidió trabajadores que luego repuso con otras contrataciones posteriores. Si hay crisis, no debería volver a tomar personal.

Sucede que los despidos arbitrarios tanto de 2023 como de 2024 (que ya se cuentan en más de 100) están motivados por el objetivo de la patronal de aumentar la productividad de trabajo y los ritmos de producción a costa de destruir la salud física y psíquica de los trabajadores.

El sindicato denunció ante sede ministerial esta política y también la violación de las condiciones de seguridad e higiene que fueron constatadas por el ministerio. Las patronales del neumático, en línea con la política de Techint, buscan “fabricar” una recesión para imponerle a la clase obrera la reforma laboral que yace dentro de la Ley Ómnibus y el DNU. El Sutna ha convocado a responder a este ataque con tres paros parciales de 8 hs los días 2, 6 y 7 de febrero. El 9 de febrero habrá nueva audiencia.

Ante este ataque estratégico de la burguesía llamamos a rodear de solidaridad esta lucha.

Reincorporación de todos los despedidos. Reparto de las horas de trabajo, sin afectar los salarios Abajo la reforma laboral. Abajo el DNU y la ley Ómnibus.

Suscribite a Política Obrera