Concentración de los prestadores de salud en La Plata

Escribe Ale Greig

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los trabajadores prestadores de salud de la ciudad de La Plata, nos concentramos este lunes 1 en las puertas de la gobernación bonaerense para reclamar por los honorarios adeudados por IOMA, por un lado, y la interrupción en la continuidad de los tratamientos y pagos durante el período de aislamiento social.

La pandemia ha acelerado una crisis que emerge de un sistema de salud hecho trizas. El ensanchamiento del mercado “de las prestaciones”, proporcional a vaciamiento del sistema público, impacta en las condiciones laborales de los prestadores, de por sí paupérrimas (monotributistas sin licencia por enfermedad o embarazo, sin aguinaldo ni vacaciones); en el contexto de cuarentena, las condiciones laborales empeoraron, y ni siquiera hemos podido ingresar en el cobro del IFE. Los créditos a tasa cero, otro gran engaño que miles de prestadores se ven impulsados a tomar y que se volverán contra el bolsillo de los trabajadores, dado que el Estado no provee el pago en tiempo y forma de las prestaciones.

Las Obras Sociales han realizado recortes en miles de prestaciones y, en muchos casos, han establecido un tramiterío complementario, completamente burocrático, para el reconocimiento de las mismas. Por su parte, los usuarios se vieron perjudicados por la interrupción y los prestadores, sin salarios para afrontar la cuarentena.

La obra social bonaerense, IOMA, una de la más importantes del país, con más de 2.600.000 afiliados y una facturación anual superior a los 50 mil millones de pesos, deroga y patea los pagos de miles de prestaciones. ¿A dónde va el dinero de los miles de afiliados? Es la gran incógnita.

En casa de gobierno salieron a indagar cual era nuestro reclamo e intentaron persuadirnos, responsabilizando a IOMA por la falta de pagos. La respuesta de los prestadores presentes fue contundente: el único responsable del vaciamiento progresivo de la obra social es el estado y, por lo tanto, de ustedes, los funcionarios. Mientras el presidente nos exige que cumplamos con el aislamiento, los trabajadores precarizados quedamos librados a nuestra propia suerte. Si el gobierno quiere preservar la vida, tiene que garantizar el pago total de los salarios, y de todas las prestaciones.

La concentración alcanzó el compromiso de una reunión con funcionarios de la casa de gobierno, ministerio de Salud y autoridades a IOMA. La conquista de nuestras reivindicaciones vendrá de la lucha de prestadores y afiliados y de todos los trabajadores. Se hace imperioso poner en pie una coordinadora inter salud que unifique a todos los sectores y luche por todos nuestros reclamos.

Los prestadores precarizados en La Plata seguimos en lucha por el pago inmediato de todo lo adeudado, aumento salarial acorde a la canasta familiar, que el estado y obras sociales garanticen las condiciones de seguridad e higiene para los tratamientos presenciales y medios técnicos para efectivizar los tratamientos virtuales. Por el cese de la precarización laboral y por el pase a planta permanente de todos los trabajadores.

Suscribite a Política Obrera