El Covid-19 en Merlo

Escriben José Aguilar y Gustavo Guida

Tiempo de lectura: 4 minutos

La semana pasada, el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, advirtió que de continuar la dinámica de contagio que adquirió la pandemia, el sistema de salud colapsará irremediablemente (La Nación, 04/06). Esta caracterización del ministro fue confirmada por el propio gobernador Axel Kicillof quién, en conferencia de prensa, afirmó “Si no tomamos medidas necesarias de aislamiento, si nos relajamos y bajamos los brazos, no importa qué hayamos hecho para preparar el sistema de salud, nada alcanzará" (Ámbito.com, 11/06). A esta caracterización de colapso general del sistema de salud bonaerense no escapa, obviamente, el distrito gobernado por Menéndez.

Curva de contagio Municipios Zona Oeste GBA

La curva de contagios en ascenso

El gobierno municipal oculta deliberadamente la información en torno a la curva de contagios. En la página oficial del municipio no hay información disponible sobre la evolución de la pandemia. El último informe epidemiológico oficial es del 22 de mayo. Sin embargo, no se puede tapar el sol con la mano y ocultar que Merlo está en el puesto 1, en cantidad de casos positivos según población, en toda zona oeste. En cambio, si miramos la cantidad de positivos en términos absolutos, Merlo está en segundo lugar detrás de La Matanza.

A mediados de abril los casos positivos de Covid-19 era de 41 personas, quince días después la cifra ascendía a 80. O sea, la curva de contagió se duplicaba cada 2 semanas. Entre mediados y fines de mayo pasamos de 80 positivos a 202. Es decir, en 2 semanas la cantidad de positivos creció 150%. Al 8 de junio la cantidad de positivos supera los 300 casos. Merlo, además de encabezar este lamentable ranking, es el distrito con más cantidad de muertes por cantidad de población (Elcactus.com.ar, 20/05).

La situación crítica descripta más arriba es, sin embargo, la punta del iceberg porque no existe por parte del Estado una política de testeo masivos para detectar a los casos positivos, aislarlos y asistirlos para curar a la población. El Plan Detectar es inocuo porque no testean en forma masiva en las barriadas. Donde se desarrolló el Operativo Detectar los vecinos denunciaron que no se les practicó el hisopado a todos sino solamente a aquellas personas que tenían varios síntomas.

Fragilidad del sistema sanitario

Merlo cuenta con 4 hospitales generales, tres municipales y uno provincial. Esto a primera vista es alentador porque es uno de los distritos con mayor oferta de salud pública. Sin embargo, los hospitales de Merlo están vaciados y cualquier merlense que haya sido atendido en el sistema público lo sabe porque conoce de los avatares para obtener un turno de la especialidad que sea o algún medicamento para paliar alguna patología.

En lo que respecta a las UTI el sistema público no cuenta con más de 30 camas de las cuáles en una alta proporción están ocupadas por pacientes con diversas patologías. Un profesional de la salud del Héroes del Malvinas denuncia que “la cantidad de camas con respiradores asciende a 12 de las cuales 10 están ocupadas y, en este tiempo, sólo incorporaron 4 camas más. En merlo la cantidad de contagios aumenta rápidamente y si 7 u 8 pacientes requieren respirador no los tenemos. La situación es crítica”.

En lo que respecta al personal de salud existe un gran déficit en todos los hospitales. Faltan médicos, enfermos, trabajadores de limpieza, técnicos, etc. En los hospitales municipales la gran masa de trabajadores está precarizada bajo diversas modalidades tales como monotributo, tercerizados, etc. Los salarios de los trabajadores son extremadamente bajos. En el caso de enfermeros y trabajadores de limpieza los salarios netos están por debajo de la línea de pobreza obligando a los trabajadores a hacer horas extras transformando la jornada de trabajo en un infierno.

El gobierno provincial y municipal incorporó, recientemente, un contingente de médicos venezolanos fuera del convenio laboral y bajo la figura de “becarios”. En el caso del personal de limpieza, los trabajadores denuncian que no se suplantan a los compañeros licenciados por ser personal de riesgo. Entonces, los trabajadores existentes deben hacer el mismo trabajo con menos personal.

En síntesis, el distrito está provisto de hospitales, pero los mismos están vaciados y sin la cantidad adecuada de personal de salud para dar respuesta a las demandas de la población. Esta situación de precariedad se agravará con el desarrollo de la pandemia.

Cuarentena agujereada

La escalada de contagios crece sin cesar en todo el distrito y Menéndez flexibiliza cada vez más la cuarentena a pedido de sus mandantes: la clase capitalista.

Recientemente, el gobierno nacional habilitó la reapertura de varias metalúrgicas en el distrito tales como Libermet, Fucile y Alumantec (Infoban.com.ar, 09/06/20). La reapertura de más ramas económicas, en especial las grandes concentraciones fabriles, está facilitando la circulación del virus. Esta situación puso en pie de lucha a varios sindicatos. A la cabeza de esta lucha está el Sutna que para este viernes 12 por la implementación de mejores protocolos sanitarios en defensa de la salud y vida de los trabajadores.

La evolución de la pandemia en el distrito, la fragilidad del sistema sanitario y la cuasi total flexibilización de la cuarentena configuran una perspectiva de crisis social explosiva. Ante esta situación de conjunto, el movimiento obrero ocupado y desocupado, los sindicatos y comisiones interna del distrito tiene el enorme desafío de tomar en sus manos la defensa de la vida y la salud de los trabajadores.

Prohibición de todos los despidos.

Aumento de jubilaciones y pensiones.

Desarrollo de protocolos controlados por los trabajadores en cada lugar de trabajo.

Designación de personal efectivo suficiente en todos los hospitales.

Apertura de bocas de alimentos en cada barrio donde se necesite.

Aumento de las partidas de alimentos en las escuelas, comedores y merenderos.

Testeos masivos con hisopados y asistencia médica necesaria en cada barrio.

Desconocimiento de la deuda externa.

Suscribite a Política Obrera