Basta de dilaciones: por un hospital en el sur de la Ciudad

Escribe Flor Palombo

Larreta posterga nuevamente la finalización de las obras en el Cecilia Grierson.

Tiempo de lectura: 2 minutos

La comuna 8 (integrada por los barrios Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo) cuenta con 250 mil habitantes y un solo “hospital” que, en realidad, no es tal. El Cecilia Grierson es un Centro Asistencial. Este y otros Centros de Salud Comunitaria (Cesac) son los únicos establecimientos sanitarios con los que cuenta la creciente y pauperizada población de la zona sur de la Ciudad.

Una historia de lucha sin fin

El Centro “Cecilia Grierson” fue el resultado de 23 años de reclamos por parte de los vecinos. Finalmente, fue inaugurado bajo la gestión de Macri, como Jefe de Gobierno porteño, en 2009. Han pasado 11 años desde entonces, pero el edificio del Centro aún no se encuentra finalizado: las etapas 2 y 3 de construcción están pendientes desde el año 2006. Ese mismo año, un fallo judicial conminaba al gobierno de la Ciudad a finalizar las obras. Aquí estamos, 14 años después.

Pero la historia del Centro ha tenido un nuevo capítulo en estos últimos días: el pasado 26 de junio, el Gobierno de la Ciudad anunció que el Centro se convertiría en un Hospital de Agudos y que se avanzaría en la construcción del edificio e incorporación de nuevas camas y médicos para la atención. Sin embargo, al mismo tiempo, el gobierno porteño declaró que aún no hay fecha para obras pendientes ni de ninguna de las medidas a llevar adelante sobre aumento del personal de salud. Alegan que la licitación se encuentra pendiente debido a la pandemia. Cuando más necesario es un hospital de agudos en el sur de la Ciudad, asistimos al pomposo anuncio… de una nueva postergación.

Tampoco hay avances concretos sobre la conformación de la estructura administrativa del futuro hospital como tampoco de la incorporación de 170 médicos a la planta del actual Centro de Salud. El cambio de denominación, en concreto, no ha significado ningún progreso sustancial por ahora.

Los gobiernos porteños han favorecido sin disimulo el desarrollo de la salud y la educación privadas y el florecimiento de la especulación inmobiliaria. No han fundado un solo hospital público sino diseminado los centros de salud barriales, cuyos recursos son limitados. El abandono de la Comuna 8 concentra los resultados de esa política rabiosamente capitalista.

Vigencia de un reclamo

Los trabajadores y trabajadoras del Grierson sostienen que la finalización de la etapa 3 de las obras todavía pendientes es crucial para posibilitar aumentar las camas de internación en medio de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19. Actualmente, el Centro Grierson cuenta únicamente con 23 camas, de las cuales ¡sólo dos! pueden ser utilizadas para la atención de pacientes con COVID-19.

Las necesidades son concretas: contabilizando 2,5 camas necesarias por cada 1000 habitantes, establecidas en estándares internacionales, la Comuna 8 debería contar con un hospital de 250 camas como mínimo. Tengamos en cuenta, además, que la Villa 20 es uno de los distritos más golpeados por la pandemia: se han hisopado a 2.666 personas de las cuales 1.104 -el 45%- arrojaron resultado positivo.

Impulsemos en toda la comuna una campaña reclamando el avance inmediato de la construcción del Hospital, la incorporación de las camas y personal suficientes, y el equipamiento adecuado.

Suscribite a Política Obrera