Formosa: desalojos en plena pandemia

Escribe Ángeles Albornoz

Tiempo de lectura: 1 minuto

La policía de la provincia por orden del gobernador Gildo Insfrán desalojó a 23 familias que se encontraban asentadas en la estación de bombeo de la ciudad, ubicada en Junín y San Martín. Se trata de personas que se dedican, en su mayoría, a realizar changas o a vender productos de manera ambulante.

Entre los desalojados se encuentran niños, ancianos y personas con discapacidad a quienes dejaron sin techo en plena pandemia y bajo la lluvia, deteniendo a algunos de ellos sin orden judicial expuesta ni un encargado del operativo que dé la cara. Solamente con la declaración de un uniformado quien sostiene que el encargado de dicho operativo es “El Ministerio de la Comunidad”, ministerio al cual años anteriores más de 50 familias reclamaban viviendas porque no tenían donde vivir y, ante lo cual, la única respuesta fue la entrega de módulos a unos pocos de ellos que lejos están de considerarse una vivienda digna para los y las trabajadoras.

Responsabilizamos tanto al gobierno provincial como al gobierno nacional por la integridad física de las personas desalojadas, así como de su situación laboral y económica. Dejan a familias enteras sin techo mientras priorizan y sostienen el gran negociado inmobiliario de la Provincia y el pago de la deuda. Basta de desalojos en Formosa. Exigimos subsidio igual a la canasta básica familiar para los trabajadores y trabajadoras en negro. Es necesario un plan de lucha encabezado por los vecinos para discutir, deliberar y tomar en nuestras manos la defensa de nuestra salud y vivienda. En defensa de un trabajo genuino, en blanco, y todas las conquistas históricas del movimiento obrero.

Suscribite a Política Obrera