Repudio a las amenazas contra Patricia González

Escribe Lucas Giannetti

Tiempo de lectura: 1 minuto

El pasado 11 de Julio, la militante del PO (O) y del Polo Obrero de San Nicolás, Patricia González, fue amenazada a través de una nota colocada en su domicilio donde se podía leer lo siguiente: “Zurdos hijos de mil puta comunistas de mierda fuera del barrio van a morir como perro todos juntos saquen el comunismo del barrio no merecen vivir hijos de mil puta mueranse o lo vamos a prender fuego vivos la puta que los parió están avisados después no digan que no saben lo que les pasó”.

La situación es doblemente grave si tenemos en cuenta que la compañera ya ha sido amenazada, llegando a sufrir una agresión física.

El mensaje anónimo dirigido contra Patricia es una amenaza contra todos aquellos que llevan adelante la organización en los barrios, en el marco de una crisis sin precedentes, levantando las reivindicaciones de los trabajadores ocupados y desocupados ante la carestía creciente.

Es un ataque al conjunto de la izquierda y los activistas. Con métodos de características macartistas y mafiosos, sectores reaccionarios intentan intimidar y acallar a los luchadores. Este tipo de amenazas deben ser repudiadas por el conjunto del activismo y los trabajadores. No debemos dejar pasar este tipo de amedrentamiento. El hecho amerita rodear de solidaridad a la compañera y a su familia, mediante una amplia campaña contra las amenazas que reúna a agrupaciones, activistas, gremios, centros de estudiantes, etc.

Ante el envalentonamiento de sectores reaccionarios, en el cual no encontramos grieta, los trabajadores debemos tomar la seguridad de los compañeros en nuestras propias manos. No podemos permitir este tipo de atropellos a las libertades democráticas y de organización.

Este tipo de acciones dirigidas a intimidar a militantes, buscan desarticular a las organizaciones obreras. El intendente Manuel Passaglia, el gobernador Axel Kicilof y su ministro, Sergio Berni, deben dar cuenta de esta situación. Ante cualquier tipo de escalada de amenazas o agresiones, hacia Patricia González, los hacemos responsables.

Suscribite a Política Obrera