Camioneros y Mercado Libre

Escribe Pablo Busch

Tiempo de lectura: 2 minutos

Durante dos días, el Sindicato de Camioneros conducido por Pablo Moyano llevó adelante bloqueos a los nodos de distribución de la empresa Mercado Libre, en el marco del conflicto por el correcto encuadramiento de sus trabajadores.

La empresa suscribió en 2019 un convenio por empresa para su planta logística ubicada en el Mercado Central con el Sindicato de Carga y Descarga. Es un ejemplo de flexibilización laboral. Después que Fernández dijera que “no es hora de conflictos”, el gremio acordó levantar los bloqueos a cambio de una Mesa de Trabajo con la empresa.

Flexibilización

El convenio en el que están encuadrados los trabajadores de logística de Mercado Libre en el Mercado Central establece todos los objetivos de la reforma laboral que estaban en discusión durante el 2019. Los límites de la jornada laboral desaparecen - tanto la jornada de 8 horas como también las horas extras. La jornada mensual es de 192 horas, con un “banco de horas semestral” para compensar el tiempo trabajado en exceso. Así como la jornada laboral es flexible, también lo son los turnos: la empresa puede modificarlos ‘a piacere,’ con el solo requisito de notificarlo al trabajador con 48 horas de anticipación. El descanso hebdomadario también desaparece: el descanso semanal se otorga según las necesidades productivas de la empresa. Lo mismo que las vacaciones.

La jerarquía laboral de los trabajadores también se disuelve. Todos los trabajadores son polifuncionales, sin distinción de categorías. El salario inicial, se ubica en $26.000 mensuales. Los derechos gremiales, consagrados en la Ley de Asociaciones Sindicales, desaparecen. No hay derecho a delegados de establecimiento ni de turno, y el derecho a huelga está limitado por una conciliación voluntaria de 21 días que, sumados a los de la conciliación obligatoria, se estiran a dos meses. En los hechos, el derecho de huelga está suprimido.

Los trabajadores, un botín

El reclamo de Camioneros es que los trabajadores, inicialmente 80, pero que hoy llegan a 1.300, pasen al convenio de su su rama de logística. "Lo que hicieron fue meter a toda esa gente en el convenio más fácil y flexible, y es donde menos gana el trabajador", dicen los Moyano. El reclamo, sostienen, es por 900 trabajadores, entre los que se encuentran choferes, encargados de entrega de paquetería y trabajadores de logística. (La Nación, 17/7). La empresa contestó que Moyano quiere imponerle un convenio que data del año 1989, cuando el 90% de sus trabajadores aún no había nacido entonces.

Ha habido un crecimiento exponencial de las ventas a través del sitio de Mercado Libre, como resultado del cierre de comercios por la pandemia; los aportes sindicales son un botín que tanto Camioneros como Carga y Descarga no quieren perderse. Vila, el secretario general de este último gremio, salió abiertamente en defensa de la patronal. “El líder de Carga y Descarga planteó la posibilidad de que Mercado Libre abandone el país: ´Se va a ir al Uruguay. Ahora quieren ofrecer dos mil y pico de trabajos más antes de fin de año. Quieren absorber trabajadores de otros gremios que hoy no están funcionando. Tenemos que ser solidarios´. Por último, dijo que no le tiene miedo a Pablo Moyano, que ellos no son patoteros y que van a defender la actividad "hasta las últimas consecuencias" (Infogremiales, 18/7).

Los Moyano están lejos de importarles las condiciones de trabajo de los 1.300 trabajadores del Mercado Central. La “mesa de diálogo” comprometida, por la que se firmó la paz social, establece como punto principal el encuadramiento de los trabajadores de las futuras expansiones de Mercado Libre.

Suscribite a Política Obrera