Covid19 en Mercedes: los delivery dan el ejemplo

Escribe Walter Altavista

Tiempo de lectura: 2 minutos

Asumidos en la primera línea de riesgos, y entendiendo que son un factor clave en la reducción de la movilidad de la ciudad en el momento más crítico de la Pandemia, los trabajadores que reparten comida y otros pedidos en moto en la ciudad de Mercedes (Provincia de Buenos Aires) salen a dar pelea contra el coronavirus, reclamando asistencia sanitaria al Municipio K.

Bajo la consigna: “Luchemos por un puesto de atención y asistencia al delivery de comida rápida, mensajería y afines”, entre los veloces cruces que en moto van surcando la ciudad, de noche y a oscuras, se juntó una veintena de firmas, con las que también rápidamente se formalizó el reclamo.

Así, luego de una agitación con cincuenta mariposas distribuidas sobre una estimación de cien trabajadores, el martes 21 de julio y dirigido a la Secretaría de Salud de la Municipalidad, presentaron un petitorio en el que pidieron:

  1. Creación URGENTE de un Puesto de Asistencia al Delivery, para la provisión de elementos de prevención de contagios del COVID 19 y atención de necesidades vitales para la continuidad del servicio, en espacio público específico de fácil acceso, como por ejemplo el Centro de Integración Comunitaria (CIC).
  2. Que con la sola presentación de testigos que den fe del trabajo o del permiso oficial otorgado para poder trabajar, más el DNI u otro documento, la Dirección de Salud entregue alcohol en gel y alcohol líquido, de acuerdo al uso de frecuencia necesaria.
  3. Que, con la misma presentación de documento, se provea de agua lavandina para el lavado de las partes claves de contacto de las motos.
  4. Que se provean partidas de barbijos del modelo más seguro para reponer los barbijos no descartables (ya deteriorados) o se repongan barbijos descartables.
  5. Se provea de caja de guantes de látex de acuerdo a la normativa vigente, en una cantidad máxima que permita reponer con los máximos cuidados.

“Estamos en el momento más delicado de la pandemia y debemos ajustar más los cuidados... Pero… ¿quién asume el costo de hacerlo? Los trabajadores no podemos hacerlo, ni corresponde que lo hagamos. Somos un servicio esencial, y si la situación de extrema necesidad no deja margen para que quienes requieren de nuestro servicio (como cocineras o pizzeros o casas de comida barriales), asuman este gasto, entonces es el Estado quien debe asistirnos”, dicen los impulsores del reclamo, que son gastronómicos, transformados en repartidores a domicilios, que se suman a quienes ya hacían servicio de mensajería y delivery, que casi se han cuadriplicado.

Vale el dato: antes de esperar una respuesta, mientras evalúan los pasos a seguir, ya preparan un segundo reclamo, esta vez dirigido a las áreas de Planeamiento, Trabajo y Producción, pues además de lo sanitario, también van por asistencia económica y efectiva, como la gratuidad de trámites, compensación para la cobertura de seguro básico o instrumentación de un sistema de ayuda económica, contra póliza exhibida o tramitada; reposición de combustible y lubricante; ayuda económica de reintegro contra factura, para reposición mecánica y eléctrica de piezas e instalaciones.

Suscribite a Política Obrera