La mala memoria

Escribe Jacyn

Tiempo de lectura: 2 minutos

Prensa Obrera ha anunciado una serie de notas con motivo del décimo aniversario del crimen de nuestro compañero Mariano Ferreyra, que se cumplirá el próximo 20 de octubre.

La primera entrega de la saga incluye un artículo titulado “Las primeras horas tras la muerte de Mariano Ferreyra”, firmado por Claudia Ferrero, abogada del Partido Obrero que intervino en el juicio contra Pedraza.

Sin entrar en otras consideraciones, al reseñar el multitudinario acto que, al día siguiente del crimen de Mariano, reunió a más de 60 mil personas en Plaza de Mayo, la articulista ´rememora´ que “se leyó un documento”. Se refiere a un comunicado de prensa de menos de 200 palabras que suscribió un amplio arco de organizaciones políticas, sindicales y estudiantiles – entre ellas el Partido Obrero. Luego aporta que “al final de la lectura del documento, en un acto premonitorio que dejaba al desnudo el convencimiento, ya no de un partido sino de toda una generación, de que no se dejaría impune el asesinato de Mariano, la compañera Vanina Biasi agregó ´somos miles los que le decimos a la patota sindical que van a ir a la cárcel y que Pedraza se va a morir en la cárcel”.

La letrada tiene mala memoria para la crónica. Debería recurrir a los archivos. Porque entre la lectura del “documento” y las palabras “premonitorias”, habló Jorge Altamira. Fue el único orador del acto.

En un discurso de apenas seis minutos, Altamira sintetizó la política que seguiría el PO para conseguir el castigo a los responsables del crimen de Mariano. En la Plaza de Mayo, delante de la multitud y de todos los medios de comunicación del país, Altamira denunció la negativa de Cristina Kirchner a recibir a los compañeros de Mariano. “Las organizaciones que estamos aquí hemos pedido audiencia a la Presidenta de la Nación. Hemos dicho que al final de esta movilización queríamos ingresar [a la Casa Rosada] a que nos digan cuál es la responsabilidad que piensa tomar para mandar a la cárcel a que se pudran todos los asesinos y no hemos recibido una respuesta positiva. Nos han mandado a Parrilli, el secretario general de la Presidencia. No saben con quién están hablando. Nosotros no hablamos con perejiles que nos van a contestar que van a transmitir nuestras inquietudes. Nosotros le decimos a Cristina Kirchner que abra la puerta, que nos sentemos a la mesa y que nos diga qué van a hacer porque han pasado 20 horas y no hay nadie preso por un crimen que ha sido filmado por toda la televisión argentina”. El discurso de Altamira fue la culminación de la jornada, y se trató de una definición de fondo que guiaría la política del Partido Obrero en la lucha por llevar a Pedraza, su patota y sus socios políticos y empresarios, a la cárcel.

El aparato oficial comienza la campaña para conmemorar los diez del asesinato de Mariano, violentando la verdad, una señal ominosa para lo que sigue.

El discurso de Altamira “está” en el archivo del Partido Obrero.

Lo dejamos a disposición de los lectores.

Suscribite a Política Obrera