Graduados Pellegrini: 10 años después, vuelven la Franja y el rectorado

Escribe Fede Fernández

Tiempo de lectura: 2 minutos

El jueves 27 y viernes 28 de noviembre se realizaron las elecciones para el claustro de graduados del CER (Consejo Resolutivo) del colegio Carlos Pellegrini. La novedad fue la victoria de la lista 10 “Proyecto Pelle” (Franja Morada, UES y CTERA) con 326 votos, otorgándole una mayoría automática al rectorado en el Consejo. En segundo lugar, se ubicó la lista kirchnerista (Emergente, La Cámpora) con 271 votos. Por su parte, en el último lugar, la UJS oficial -en soledad- recolectó apenas 54 votos. La comparación con la última elección del claustro revela que 160 egresados han decidido, esta vez, no ir a votar. La destrucción del frente ganador durante toda esta década, Frente de Graduados por la Democratización (FGD, que lideraba el PO), ha tenido un costo altísimo. La victoria del rectorado implica, en la práctica, la anulación de la conquista que significó la creación del Consejo durante la gran lucha del 2007. Desde ese año el CER ha funcionado como la caja de resonancia de los reclamos estudiantiles y docentes. Como ha sucedido con la FUBA y los centros de estudiantes de la UBA; en el Pelle, con este avance, el rectorado refuerza sus intenciones de copamiento del colegio y deterioro de la educación pública. Las condiciones de cursada, su presupuesto y los derechos de sus trabajadores se ponen aún más en cuestión debido al significado de este retroceso. La ruptura del histórico FGD es lo que explica esta nueva situación, ya que la lista de la Franja obtiene exactamente los mismos votos de siempre. Este frente, del cual la UJS-PO fue fundador y gran animador, fue la expresión del movimiento de lucha estudiantil y docente del colegio, combinando a su interior distintas agrupaciones políticas. En ese sentido, la responsabilidad del aparato que dirige oficialmente a la UJS es inesquivable. A la cooptación que sucumbió a buena parte de la lista (Ofelia Fernández, TPR) se la debería haber enfrentado convocando a los egresados a defender al FGD. Lejos de cualquier clarificación política, la UJS procedió a un abandono del FGD, sirviéndoles en bandeja a los cooptados K el monopolio de la oposición a la Franja Morada y a la burocracia sindical de CTERA.
Ese abandono sin pelea ha disuelto y desmoralizado al activismo de izquierda que animaba el FGD. Como si fuera poco, la UJS oficial -teniendo el control de la página de Facebook- borró absolutamente todas la declaraciones y publicaciones... ¡de los últimos 10 años! Un crimen político contra la gran historia de lucha del colegio por parte de un aparato sin rumbo. El desprecio de la camarilla que controla la UJS por la lucha histórica del colegio, es incompatible con una organización militante
En otras oportunidades, la oposición de la UJS (junto con el Revire) había logrado evitar el ingreso del aparato K en la lista. No se nos escapa tampoco que el papel de Emergente, con la legisladora del Frente de Todos Ofelia Fernández al frente, reforzó la tendencia de este sector a una integración al estado. Formar parte del próximo gobierno de Alberto Fernández coloca a este sector vinculado a la lucha del colegio en el campo de la burguesía . De nuevo, en ese caso, la UJS-PO tenía la responsabilidad de clarificar el alcance último de todas estas divergencias. La nueva etapa que se abre en el colegio exige que sus graduados, pero sobre todo sus actuales estudiantes y docentes, elaboremos un balance de la situación y un programa en defensa de las condiciones de cursada, por el presupuesto y por los derechos laborales de los docentes. La izquierda, por su parte, se encuentra en un largo impasse, que se agrava por el sometimiento a un aparato.
La UJS-Tendencia convoca al movimiento estudiantil a procesar un balance político y a poner en pie una nueva alternativa de lucha y organización en el colegio.

Suscribite a Política Obrera