Persecución gremial en Canal Trece

Escribe Joaquín Antúnez

Repudiamos el desplazamiento de la periodista y delegada gremial Silvia Martínez Cassina.

Tiempo de lectura: 1 minuto

Canal Trece, perteneciente al Grupo Clarín, desplazó a la periodista Silvia Martínez Cassina, luego de 23 años como conductora. Este hecho se produce como represalia por su actividad gremial en el canal y, sobre todo, por su solidaridad con los trabajadores de Polka -del cual Clarín es socio mayoritario-, que no reciben pago de salarios desde marzo y se les ha cortado la obra social en medio de la pandemia. A este reclamo se suman, además, otros múltiples reclamos dentro del canal, de los cuales Martínez Cassina es portavoz.

La reprimenda contra Martínez ha generado el repudio de todos los gremios asociados al periodismo y la televisión, como SIPREBA y SATSAID.

Esta acción antisindical por parte del Grupo Clarín se produjo sin aviso a la conductora desplazada de su puesto de trabajo. El hecho fue presentado de manera consumada cuando en una publicación de la grilla del mes de julio, en el propio diario Clarín, se quitó a Martínez Cassina de la imagen que presenta a los conductores de las tiras matutinas.

Durante la ocupación de la gráfica AGR-Clarín, Martínez Cassina hizo llegar su solidaridad a los trabajadores ante el lockout patronal en medio de un feroz operativo de bloqueo mediático a su lucha. Este hecho constituyó un ejemplo de integridad en el gremio de prensa.

Hacemos llegar desde la Tendencia del Partido Obrero toda nuestra solidaridad a Silvia y exigimos su inmediata reinstalación en su puesto de trabajo.

Suscribite a Política Obrera