Paritarias: comienza otra lucha de la clase obrera en medio de la pandemia

Escribe Juan Ferro

Tiempo de lectura: 2 minutos

Las paritarias emergentes de la pandemia sin duda alguna atravesarán momentos difíciles. Las patronales argentinas pronostican un fuerte proceso recesivo. Se quieren sacar de encima la prohibición de despidos y apuntan a que, de mantenerse las suspensiones, esta vez el descuento pase del 25% de los sueldos netos al 30%. Está es, por caso, una de las intenciones que quiere imponer Techint para sus discusiones con la UOM.

Los camioneros han firmado la primera paritaria importante en la pandemia, acordada con las tres cámaras del sector. De algún modo, va a ser un indicador del acuerdo que pretenden establecer las patronales con el visto bueno del Ministerio de Trabajo.

Los Moyano establecieron un acuerdo que en forma distorsionada representa un 30% de aumento que se pagará en cuatro cuotas, entre agosto y marzo de 2021. Las cuotas establecidas en el acta firmada no son acumulables, sino que parten del actual básico de convenio.

El pago escalonado será un 8% en agosto, 7% en octubre, 8% en febrero y 7% en abril. Recién para febrero del 2021 está prevista una posible cláusula de revisión. Las cámaras patronales han acordado “discutir” el bono de fin de año que, en realidad, ya hace mucho tiempo cobran los camioneros.

La firma de la paritaria es indudablemente un arrugue importante de la dirección del gremio. Pablo Moyano abandonó su exigencia por un reclamo de un 25% de aumento por semestre El pedido fue rechazado por las cámaras empresarias, que plantearon una paritaria anual con una revisión en marzo, lo que seguramente será el modelo “oficial” de lo que aceptará el Ministerio de Trabajo.

La paritaria de camioneros influye directamente sobre la de la UOM. Caló, su secretario general, reclamó una suma fija no remunerativa de 6.000 pesos a cuenta de una futura paritaria a realizar en enero, política que plantearon inicialmente varios gremios de la CGT.

Las cámaras metalúrgicas rechazaron de plano el planteo de la dirección de la UOM y, en sintonía con las cámaras del transporte, plantean paritaria anual en cuatro o cinco cuotas no acumulativas y con cláusulas de revisión en el 2021.

El “modelo” paritario de Moyano va a ser fuertemente resistido en la UOM, primero por crisis internas con las seccionales de Matanza, Quilmes y Córdoba, dirigidas por sectores díscolos de la burocracia; y segundo y aún más importante, porque en el sector de grandes plantas siderúrgicas las comisiones internas desconocen los acuerdos del secretariado y se plantearán su propia paritaria.

Las dos grandes paritarias industriales señalan para el activismo una guía de acción: asambleas por paritarias, aumentos en una sola cuota con indexación automática por costo de vida. Prohibición de despidos y suspensiones, defensa de los protocolos sanitarios discutidos por los trabajadores.

Las paritarias alumbran nuevas y fuertes luchas en la clase obrera.

Suscribite a Política Obrera