Chubut: el coronavirus tiene un aliado, el gobierno

Escribe Pepe Saravia

Tiempo de lectura: 2 minutos

Como viene sucediendo en todas las provincias y municipios del país sin importar el color político de quienes gobiernen, todos quieren ocultar su responsabilidad en la propagación del covid19, cargando sobre la “responsabilidad individual” de la población.

Las políticas llevadas adelante por el estado y sus gobiernos han sido un enorme caldo de cultivo para que el virus se multiplique, avance e infecte a los trabajadores y a sus familias, en primer lugar.

La provincia de Chubut no es la excepción. A pesar de la crisis sanitaria que atraviesa toda la población en particular los sectores más vulnerables por esta pandemia, el gobierno de Arcioni seguirá pagando la usuraria deuda provincial, que asciende a más de 1.000 millones de dólares, con el apoyo de todos los partidos políticos. Con una cámara de 27 diputados, 25 levantaron la mano para aprobar la restructuración de la deuda. Van a pagar a los usureros, pero quienes viven de su trabajo llevan más de dos meses de atrasos salariales.

Las patronales contagian

La denominada capital del petróleo, la ciudad de Comodoro Rivadavia, concentra el 80% del total de casos de la provincia, de los cuales el 20% son casos “sin nexo epidemiológico”, es decir, no se conoce el origen del contagio. Aun así, se mantienen abiertas actividades, esenciales y no esenciales, empujando a los trabajadores al contagio masivo.

Los choferes de las empresas de colectivo local denunciaron que se enteran de compañeros contagiados por sus familiares, reclaman hisopados para los contactos estrechos, pero se les niegan sistemáticamente.

Los trabajadores del puerto paralizaron la actividad por el mismo motivo. Por falta de inversión en un protocolo y controles efectivos, el puerto fue la vía de ingreso del primer grupo importante de obreros portuarios contagiados, para luego esparcirse el virus a familiares, amigos y personal de la salud, lo que pone en evidencia que no había ningún plan de prevención, cuando ya llevábamos dos meses de cuarentena. Un total abandono.

La información que baja de los yacimientos no es para nada diferente. De continuar a este ritmo de contagios, puede convertirse en un desastre sanitario.

La directora del Área Programática Sur Miryam Monasterolo afirma que hay 32 petroleros contagiados y 167 personas aisladas por ser contactos estrechos. Pero desde el sindicato Petrolero Chubut, Jorge Ávila, su secretario general, declara que son “entre seis y siete casos positivos de Covid19” solamente, por lo que descarta riesgo para detener a la actividad. Para evitar más contagios en este sector laboral, se decidió desde el gobierno provincial en acuerdo con las operadoras y las cámaras… sancionar a los trabajadores que tomen mate.

El ministro de Salud de Chubut, Fabián Puratich confirmó -con demora- que “hay circulación comunitaria” de coronavirus en la ciudad. Pero el Intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, declaró que “la idea es no cerrar actividades, mientras no haya un colapso del sistema de salud. Es necesario volver a apelar a la responsabilidad individual”.

No podría ser de otra forma cuando por otro lado se conocen declaraciones publica de la podrida burocracia sindical diciendo que si no trabajamos “podemos morir de hambre antes que de coronavirus”. En sus términos, ellos ya eligieron, si de igual forma podemos morir, que sea entregando hasta el último esfuerzo, para garantizar las ganancias de los patrones.

Desde el Partido Obrero (Tendencia) denunciamos al gobierno y a la dirigencia sindical:

Exigimos la totalidad del pago salarial a los trabajadores estatales.

Paritarias libres y según inflación.

82% vital y móvil para los jubilados.

Paralizar toda actividad que no sea esencial.

Pago total del salario a los trabajadores parados.

Protocolo para enfrentar los contagios bajo control de los trabajadores.

Suscribite a Política Obrera