Rodeemos de solidaridad la lucha de los trabajadores de Algodonera Avellaneda

Escribe Kiki Gallo

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los trabajadores y trabajadoras de la textil Algodonera Avellaneda del grupo Vicentin vienen desarrollando una heroica huelga, desde hace más de sesenta días, por un aumento salarial de $20.000, incentivos a la producción y mejores condiciones laborales. Con un acampe afuera de la planta, bloqueos y cortes, que afectaron a todo el parque industrial de Reconquista, y en constante movilización y unidad, en estos más de dos meses, se han convertido en un ejemplo para el conjunto de la clase obrera en el norte santafesino.

El Ministerio de Trabajo convocó a ocho audiencias que fracasaron por la inasistencia o falta de respuestas de parte de los directivos de la empresa. El martes 18, en horas de la madrugada, un grupo incitado por la patronal, junto al abogado de la empresa Hector Viskay y la policía, intentó ingresar a la planta agrediendo a los trabajadores. Dos trabajadoras resultaron hospitalizadas con lesiones. Rápidamente, los trabajadores respondieron este ataque con un corte de la ruta nacional Nº 11, en el puente que une las ciudades de Reconquista y Avellaneda y que aún continua, con el acompañamiento de diferentes organizaciones sociales y políticas.

Perotti y el sindicalismo textil abandonaron a los trabajadores

Luego del fracaso reiterado de sus gestiones, el ministro de Trabajo Sukerman anunció que se retiraba de las negociaciones. Por otra parte, AOT (Asociación Obrera Textil) y el SETIA (Sindicato de Empleados Textiles y Afines) son claramente un apéndice de las patronales.

En este cuadro los trabajadores buscaron apoyo en el Sindicato de Aceiteros y Desmotadores de Algodón de Reconquista que los está acompañando en el reclamo.

Si ganan los trabajadores de Algodonera Avellaneda, ganamos todos. Si bien los trabajadores han recibido el apoyo de la multisectorial que conforman la CGT, la CTA y la CTAA junto a la mayoría de los sindicatos de la región, además del de Aceiteros, se necesitan medidas de acción concretas que apunten a la solidaridad de esta gran lucha y a la unión del movimiento obrero en su conjunto contra un verdadero gigante del capital nacional e internacional que se encuentra en el epicentro de la crisis que atraviesa el país.

Por un paro regional de 36 horas.

Por un congreso de bases que discuta un plan de lucha.

Por el triunfo de los trabajadores y trabajadoras de Algodonera Avellaneda.

Suscribite a Política Obrera