Paritarias de la UOM: ni se van a cobrar los 6.000 pesos de “gratificación”

Escribe Juan Ferro

Tiempo de lectura: 2 minutos

La burocracia de la UOM, que tiene una paritaria vencida desde el mes de abril, ha acordado que los salarios básicos de los metalúrgicos se modifiquen recién en el 2021.

Caló, Brunelli y compañía han llegado a un preacuerdo con las cámaras de la Rama 17 -que representan el 80% de los trabajadores encuadrados en la UOM- por el cual las empresas otorgarán un “gratificación no remunerativa” de 30.000 pesos en cinco cuotas pagaderas de agosto a diciembre Esto implica la resignación del retroactivo a abril y del 5% que se acordó en la paritaria del 2019 y debía aplicarse como piso salarial en 2020.

¿Qué significa esto en concreto? El llamado IMGR (Ingreso Mínimo Global de Referencia) de un metalúrgico, desde marzo de 2020, es de 27.946 pesos bruto. Es decir que, en el hipotético caso de que trabaje en una empresa metalúrgica “esencial”, un operario sin faltas injustificadas mantiene congelado sus sueldos de los meses de mayo, junio y julio y comenzará a percibir 33.946 pesos desde septiembre a diciembre.

Lo de hipotético viene a cuentas de que en el segundo punto del acta firmada se establece que aquellas empresas que hayan entrado en el régimen de suspensiones por la pandemia (la inmensa mayoría) cobraran la parte proporcional de esas cuotas de 6.000.

Pero acá no se termina la entregada del salario. En el punto quinto del acta, bajo el título “Empresas en situación crítica”, se habilita que las empresas acogidas al Proceso de Recuperación Productiva (las que reciben REPRO), hayan presentado Recursos Preventivos de Crisis y las que hayan sido incluidas por el MTSS como Programas de Emergencia Ocupacional, que se declaren “impedidas de pagar lo pactado”, pueden abrir una discusión con las respectivas seccionales de la UOM.

Entre aquellas que tienen suspensiones rotativas y estos tres rubros, suman miles de empresas y se puede determinar claramente que los 6.000 pesos de “gratificación” por cinco meses en la rama 17 no lo va a cobrar prácticamente nadie. La inmensa mayoría de esas empresas metalúrgicas siguen adeudando el medio aguinaldo con la mirada cómplice del Secretariado de la UOM.

La burocracia ha pactado la destrucción de propia paritaria con la aceptación de un bono no remunerativo que gran parte de los metalúrgicos no va a cobrar. El secretariado nacional de la UOM se ha desentendido como dirección del gremio por el no pago del mismo.

Es muy importante rechazar de plano el acuerdo de la UOM y exigir una verdadera paritaria con cláusula gatillo ante la inflación. Las asambleas de fábrica y los plenarios de delegados deben rechazar el intento más serio de la burocracia de liquidar el sistema paritario en la Argentina, además de seguir con el festival de pagos no remunerativos, afectando el futuro de los trabajadores en su jubilación

Esto recién empieza. Comienzan a realizarse asambleas en grandes siderúrgicas que van a rechazar de plano este acuerdo y darán batalla por una verdadera paritaria.

Suscribite a Política Obrera