Para defender el salario hay que luchar

Escribe Agrupación Trabajadores de Metrovías

Garanticemos que ingresen nuestros paritarios.

Tiempo de lectura: 2 minutos

El plenario de delegados de AGTSyP (19/8) aprobó llevar a asambleas una propuesta de reclamo salarial formulada por la directiva. Implica incorporar los 4 mil pesos no remunerativos (del aumento “solidario” del gobierno) al básico. Luego, una recomposición salarial escalonada del 21% en cuotas: 6% para los meses de marzo a mayo, un 5% más en junio-julio y un 10% final para agosto-septiembre-octubre, con revisión en noviembre para el periodo que resta hasta febrero 2021. También se discutió la devolución de ganancias (cuarta categoría) y 2 % de antigüedad, y reclamos sobre condiciones de trabajo como la guardería universal para los hijos de compañeros y compañeras.

Acordamos con acompañar esta propuesta. Aclarando que el cálculo inicial sea con la incorporación de los 4000 al básico, que las cuotas sean sobre la base de los acumulativos y agregando una cláusula gatillo para el resto de la paritaria. Pero el punto central es que la misma no se convierta en un saludo a la bandera. Sin plan de lucha discutido por todos los trabajadores en asambleas conjuntas, para garantizar el respeto de nuestros paritarios, quedara como un planteo testimonial. Mientras la UTA entrega nuestro salario sin mandato.

A seis meses del vencimiento de la paritaria 2019, los trabajadores del subte venimos perdiendo poder adquisitivo. La inflación oficial (INDEC) de marzo a julio sumó un 10,4% de inflación, proyectando un escenario de incertidumbre nada bueno para nuestros bolsillos.

Hemos sufrido una rebaja en el salario real, y también el nominal. Metrovías firmo el acuerdo-estafa con la UTA y nos robó más de 180 millones de pesos. Que pasaron en forma directa de nuestros salarios a los bolsillos patronales, usurpando nuestras cajas jubilatorias del ANSES y el PAMI. Lo intentarán prorrogar desde el 1 de septiembre, bajo el manto del acuerdo UIA-CGT-Gobierno.

¿Hay un dilema “economía o salud”? El gobierno ha acordado con los tenedores de bonos en dólares con legislación extranjera, y se apresta a ir a un acuerdo con el FMI ,que implicará un duro ajuste. El FMI y las patronales no ocultan su intención de monitorear las cuentas nacionales, proceder a un ajuste fiscal, y un ataque en regla contra las jubilaciones, las condiciones de trabajo y el salario. Los estatales nacionales como los obreros del subte tienen aumento cero hasta hoy.

En materia de salud, las dilaciones patronales frente al Asbesto, su negativa a conformar un comité mixto para enfrentar el Covid, no han tenido hasta el momento una respuesta de acción. Primando una posición conservadora ante el difícil cuadro instalado. Sin embargo, la pandemia, no resultó un escollo para que la patronal planteara un ataque en regla contra los compañeros de tráfico de la C.

Llamamos a impulsar asambleas por sector y por líneas, a concentrar la discusión en la necesidad de un plan de lucha y a proponer delegados paritarios. Exigir el reconocimiento en la mesa de negociación, donde nada tiene que hacer la UTA que ya perdió la compulsa hace años con nuestro verdadero sindicato.

Llamamos a luchar por el cese inmediato del robo salarial de la UTA y Metrovías contra nuestras cajas jubilatorias, y a defender con nuestra lucha el aumento paritario del 21% y su inmediata implementación.

22-8-2020

Suscribite a Política Obrera