Facundo Castro: autopsia y secuestro de un nuevo patrullero

Escribe Agustina Vaccaroni

Tiempo de lectura: 2 minutos

Con una demora de diez días, este pasado martes 25 de agosto se realizó, en la sede de la ex ESMA, la autopsia al cuerpo esqueletizado hallado el 15 de agosto en cercanías de Bahía Blanca. En ella trabajaron 15 peritos, provenientes del CONICET, la Universidad de Tandil, el Cuerpo Médico Forense y por supuesto el EAAF. Si bien la perito por parte de la querella, Virginia Creimer, apuntó que los resultados concluyentes estarán listos en alrededor de 30 días, uno de los abogados de la familia, Luciano Peretto, adelantó en conferencia de prensa que la identificación del cuerpo podrá conocerse en los primeros días de septiembre. Cristina Castro, la madre de Facundo, informó que la causa de muerte del cuerpo es asfixia.

Además del cuerpo aparecido hace quince días junto a una zapatilla que la madre de Facundo identificó claramente, también se analizaron otros restos encontrados en rastrillajes posteriores en la misma zona, que incluyen ropas diversas y huesos humanos.

En la misma noche en que finalizó la autopsia, en Bahía Blanca, el fiscal federal a cargo de la causa, Ulpiano Martínez, ordenó allanar una delegación de la policía local, ahora perteneciente a la bonaerense. La decisión del fiscal fue impulsada por la recepción de una notificación por parte de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense que arrojó movimientos inusuales y sospechosos de un móvil policial que estuvo parado en la zona de hallazgo del cuerpo por 35 minutos y que tuvo un salto de 10 km en 10 segundos entre sus ubicaciones durante el día 8 de mayo. Además del móvil se secuestraron los libros de la dependencia policial en cuestión. Recordemos que ese mismo día, uno de los policías que detuvo a Facundo borró de su teléfono información y la aplicación de whatsapp.

“Es mi hijo y lo mataron”

Estas fueron las últimas declaraciones de Cristina Castro luego de la autopsia del cuerpo. Sus abogados anuncian inminentes novedades que apuntan aún más en las responsabilidades de la policía bonaerense y de todas las actividades posteriores de encubrimiento que incluyen a funcionarios municipales del partido de Villarino y la justicia provincial y federal.

Por otra parte, el ministro Sergio Berni sigue su gira mediática defendió lo actuado por la policía, señalando como un “show” a las denuncias de Cristina y sus abogados, incluso amenazando con iniciar acciones legales. Berni encabeza las tareas de encubrimiento de la bonaerense, que fue apartada de la investigación.

El presidente Alberto Fernández se reunió con Cristina Castro y sus abogados, algo que también haría próximamente el gobernador Kicillof. Fernández había sostenido previamente que “en el caso de haber pruebas que involucren a las fuerzas de seguridad, habría severidad en las medidas a tomar”. La mamá de Facundo anunció que le comunicó personalmente al presidente todas las irregularidades y responsabilidades -denunciadas desde hace por lo menos 100 días- que le caben a la policía bonaerense y a la justicia.

A pocos días de concretarse por sexta vez la marcha contra el gatillo fácil, en la cual familiares de víctimas denuncian la existencia de prácticas sistemáticas de impunidad (modificación de escena del crimen, amenazas, destrucción de pruebas, complicidad judicial y política) entre las fuerzas policiales, los últimos eventos que rodean al caso de Facundo Castro apuntan nuevamente a estas últimas y su rol en un operativo de encubrimiento que alcanza ahora los 120 días desde la última vez en que el joven lurense fue visto con vida.

A dar la lucha hasta el final para conocer la verdad y conseguir justicia para Facundo.

Suscribite a Política Obrera