Cuerpo de delegados y trabajadores de la línea 60

Tiempo de lectura: 1 minuto

Desde el cuerpo de delegados y los trabajadores de la Línea 60 enviamos nuestro homenaje en el décimo aniversario del cobarde asesinato de Mariano Ferreyra a manos de una patota de la Unión Ferroviaria. El crimen de Mariano, lejos de apagar el fuego de los reclamos obreros, despertó a una generación de activistas que al día de hoy levantamos su bandera en cada corte y huelga obrera. Tenemos la certeza, y el ejemplo de Mariano así lo demuestra, que quien falleció luchando vive en cada lucha.

Compañero Mariano Ferreyra, presente. ¡Ahora y siempre!

Suscribite a Política Obrera