Mariano Ferreyra: un crimen contra la clase obrera y una lucha que sigue más viva que nunca

Escribe Combativos Mercantiles y Telemarketers en Lucha

Tiempo de lectura: 2 minutos

El 20 de octubre de 2010 el país entero se vio conmocionado por el crimen de un joven militante socialista, Mariano Ferreyra, quien acompañaba y llevaba adelante la defensa por el pase a planta permanente de los trabajadores ferroviarios tercerizados del Roca.

El 20 en una represión salvaje provenientes de una patota de barrabravas, con zona liberada por la policía le dio un balazo a Mariano e hirió a otros compañeros que habían intentado realizar un corte de vías en la estación Avellaneda.

Los trabajadores del ferrocarril, con Mariano en su apoyo, luchaban contra el esquema generalizado de tercerizaciones y precarización que se potenciara tras la crisis del 2001 como forma de superexplotación.

Este fue un crimen político contra el conjunto de los trabajadores en el cual fueron responsables políticos e intelectuales, sus artífices, José Pedraza (secretario general de la Unión Ferroviaria), junto con Carlos Tomada (Ministro de Trabajo de Cristina Fernández de Kirchner), Juan Pablo Schiavi (Ministro de Transporte), Aníbal Fernández (Ministro del Interior, responsable de la policía que liberó la zona), al servicio propio y de los negocios de los empresarios que parasitaban el ferrocarril, entre ellos, los Cirigliano.

El rol que jugó la patota era al servicio de la burocracia sindical del ferrocarril, intentando garantizar el negociado de la precarización laboral de la tercerización, por la cual los compañeros ferroviarios trabajaban por menos de la mitad del salario correspondiente a un trabajador correctamente contratado.

Una enorme lucha, fuertemente sentida por los trabajadores precarizados y la clase obrera en su conjunto, logró la contratación efectiva de muchísimos compañeros tercerizados y la cárcel a José Pedraza, aunque quedaron absueltos los responsables gubernamentales, mismos responsables al poco tiempo después (2012) de 52 muertes evitables en el “accidente” ferroviario de la estación de Once, por la cual quienes fueron absueltos en el caso de Mariano Ferreyra luego terminaron presos.

Desde nuestra agrupación de Comercio, nos forjamos en esa misma lucha, levantamos en firme la bandera de lucha contra la precarización y flexibilización laboral.

En los call centers, ejemplo de la fraudulenta precarización y tercerización laboral, que ahora esta en lucha contra el nuevo convenio por rama que compite en flexibilizador con el de ATACC, sindicato de call centers de la ciudad de Córdoba,que la burocracia de Comercio, con Armando Cavalieri a la cabeza, firmara , redactado por las propias patronales, a medida de sus exclusivos intereses, que es en toda lectura una reforma antiobrera.

En lucha contra la precarizacion y flexibilización en los supermercados, donde los trabajadores, en medio de esta pandemia, salieron a dar batalla por la defensa de los protocolos, la apertura de paritarias, la defensa del salario y por sacarse de encima a las direcciones burocráticas que dirigen el gremio.

Desde la agrupación Combativos Mercantiles y Telemarketers en Lucha reivindicamos la lucha de Mariano Ferreyra La lucha por acabar con este régimen social de hambre y explotación laboral y el camino por un Gobierno de trabajadores. Abajo la precarización y tercerización laboral.

Fuera la burocracia sindical.

MARIANO FERREYRA PRESENTE, AHORA Y SIEMPRE.

Suscribite a Política Obrera