Declaración de la Intersindical de marítimos y portuarios del Cordón de San Lorenzo

Escribe I.M.P.A.C.I (Intersindical Marítima, Portuaria y Afines del cordón Industrial)

Tiempo de lectura: 3 minutos

San Lorenzo 17 de Diciembre 2020

Por medio de la presente la Intersindical Marítima Portuaria y Afines del Cordón Industrial (1.M.P.A.C.I), manifiesta su total y enérgico apoyo a los planes de lucha llevados adelante por las entidades gremiales que integran esta intersindical, Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (S.O.M.U), Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo y Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA), como así también por el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (S.O.E.A) y la Federación Aceitera y Desmotadora de Algodón (FTCIODYARA) frente a la reticencia maliciosa de las empresas del sector de avanzar en una justa negociación que recomponga la dignidad de los salarios de los compañeros marítimos y recibidores de granos.

En todos sus niveles, las entidades sindicales en lucha han sostenido, sin claudicar en la enfática defensa de los derechos de sus afiliados, una posición de apertura al diálogo con empresas y cámaras de cada sector.

En efecto, han sido el diálogo y la negociación colectiva -en tanto, instrumento jurídicamente propiciado para el tratamiento de las condiciones de empleo- las herramientas preponderantemente utilizadas por estas entidades gremiales para la defensa de los derechos e intereses de sus afiliados, adoptando medidas de acción directa sólo ante el fracaso de tales instancias.

Al mismo tiempo, se impone señalar que en el marco de crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid 19, los trabajadores marítimos y portuarios afectados a la actividad del complejo portuario agroexportador han prestado tareas con absoluta responsabilidad y con plena conciencia de la importancia de su aporte en actividades claves para la economía del país.

Sabido es que desde este complejo portuario sale al mundo más del 70% de las exportaciones de cereales y derivados de todo el país. Este dato pone de manifiesto la importancia que tiene la actividad desarrollada en la zona en términos logísticos, económicos y de ingreso de divisas.

Toda la actividad vinculada al comercio exterior, por aplicación del DNU N° 297/20, quedó exceptuada de los alcances del aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO), por lo que las empresas relacionadas con la actividad de esta zona portuaria continuaron operando normalmente con la implementación de los protocolos sanitarios del caso.

Esta continuidad en su giro les ha permitido permanecer indemnes frente a la situación de crisis generalizada provocada por la pandemia y que les toca afrontar a empresas propias de otros sectores de la economía que se encuentran imposibilitadas de operar o con una retracción en la demanda de proporciones inusitadas. A este panorama cabe agregar la particular y a todas luces ventajosa ecuación que para estas empresas supone una facturación dolarizada y una estructura de costos con una gran componente en pesos.

Estas empresas y las cámaras que las nuclean vienen manteniendo una actitud a todas luces rupturista y de mala fe frente a los requerimientos de las entidades gremiales de avanzar en una discusión salarial justa, digna y acorde a la realidad del sector.

En efecto, los ceses de actividades que vienen llevando adelante el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (S.O.M.U), el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo, la Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA), el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (S.O.E.A) y la Federación Aceitera y Desmotadora de Algodón (FTCIODYARA) obedecen al fracaso de las negociaciones colectivas por ante el Ministerio de Trabajo de la Nación como consecuencia de la actitud mezquina, especulativa y maliciosa desplegada por las empresas que perjudica no sólo a los trabajadores del sector sino también -a la luz de la importancia de esta actividad para el ingreso de divisas- a toda la Nación.

A la ya apuntada ausencia de voluntad diálogo debemos sumar las ilegales maniobras de las que están siendo víctimas los trabajadores marítimos al ser sujetos pasivos de suspensiones con la finalidad de amedrentar a los compañeros en lucha. Frente a la ilegalidad de dichas medidas de disciplinamiento manifestamos desde ya que se efectuarán las denuncias correspondientes ante la cartera laboral.

Claramente, la actitud maliciosa, especulativa e irresponsable de las empresas desnuda su falta total de voluntad en avanzar en una discusión salarial. Pero al mismo tiempo, dicha conducta sumada a la situación de privilegio en la que operan y que fuera descripta anteriormente pone de manifiesto su orfandad de argumentos para oponerse a los aumentos de salarios.

En base a todo lo expuesto, es que emitimos el presente comunicado a los fines de expresar el apoyo total de la Intersindical Marítima Portuaria y Afines del Cordón Industrial (I.M.P.A.C.I) a la lucha llevada a cabo por el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (S.O.M.U), el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo, la Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA), el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (S.O.E.A) y la Federación Aceitera y Desmotadora de Algodón (FTCIODYARA), manifestando nuestro estado de alerta y la evaluación por parte de todas las entidades gremiales que integran la I.M.P.A.C.I de tomar medidas de fuerza en apoyo a dichas organizaciones sindicales si los conflictos suscitados no logran en lo inmediato una solución justa y digna para los trabajadores del sector.

Suscribite a Política Obrera