Victoria: con paro indeterminado arrancamos el pago de la mitad de la deuda y la reincorporación de un compañero despedido

Escribe Trabajadores metalúrgicos de Gri Calviño Organizados

Comunicado

Tiempo de lectura: 2 minutos

Luego de haber frenado la flexibilización con una lucha de varios meses, los trabajadores de Gri Calviño, con el método de la asamblea y la acción directa logramos defender nuestro salario en medio de las fiestas y la reincorporación de un compañero despedido con una causa trucha. La empresa se negó durante meses a cumplir con los acuerdos que había firmado con el objetivo de extorsionarnos para que aceptáramos la flexibilización. Sin embargo, no lograron doblarnos el brazo. Por eso, luego de rechazar una flexibilización que acordaron la patronal y la UOM sin el consentimiento de los trabajadores de Gri Calviño, salimos a la lucha por el pago de la deuda salarial.

La asamblea de trabajadores resolvió masivamente comenzar un paro de actividades el lunes 28 desde el turno tarde, que fue ratificado en cada turno, reclamando la reincorporación del compañero y que se paguen las deudas salariales de meses anteriores; por un lado la diferencia en las liquidaciones donde la patronal no abonó el 95% del salario neto por suspensiones que acordamos en esta planta por encima del acuerdo de UOM y las cámaras patronales; que pague el bono de 30 mil pesos en 5 cuotas que firmó la UOM para los meses de agosto a diciembre; que abone los 20 mil pesos de plus por pandemia; entre otros puntos salariales.

Finalmente, con la unidad de todos los compañeros de GRI Calviño logramos arrancar que la empresa deposite $30 mil a cuenta de la deuda que arrima a la mitad y un compromiso a abonarse prontamente la parte restante. Así la asamblea decidió levantar la medida, pero pronunciándose nuevamente en rechazo del acta de flexibilización firmada entre la patronal y la UOM, y reclamando que se termine la persecución sindical y el intento de desafuero de los delegados de la planta. Este punto es clave, porque la empresa afirma que solo se caerá el intento de desafuero si los delegados firman el acta de flexibilización, mientras el sindicato se hace eco de esa extorsión patronal en lugar de colocarla como condición primera de cualquier negociación. La defensa irrestricta de la organización sindical de planta debe ser tomada por todos los metalúrgicos de la seccional y del país sin distinción.

Con el método de la asamblea, respetando la decisión de los compañeros, y tomando medidas de lucha seguiremos defendiendo nuestro salario y los puestos de trabajo, contra la intransigencia patronal que no tiene escrúpulos para recortar nuestros ingresos en medio de las fiestas y de la pandemia. Estos actos vergonzosos de una empresa multinacional que factura millones será rechazado con la fuerza y unidad de todos los compañeros. Sigamos adelante por nuevas victorias y por nuevas conquistas.

Contactos: Javier (delegado) 11 2383-0807

Suscribite a Política Obrera