“Con pandemia y sin vacunas, no están dadas las condiciones para el regreso a la presencialidad en la UNT”

Resoluciones de la reunión de Comisión Directiva y Cuerpo de delegadas/os de ADIUNT -9/2/2021-

Tiempo de lectura: 2 minutos

Reclamamos recursos para garantizar la educación virtual en el primer semestre 2021

La Comisión Directiva y el Cuerpo de Delegados de ADIUNT, reunidos de manera conjunta este martes 9/2, ratificaron el rechazo a la resolución del COE sobre las actividades presenciales en la UNT por el carácter inconsulto de esos protocolos y el carácter pérfido de la pretensión de hacer que estudiantes y docentes firmen una Declaración Jurada de consentimiento deslindando responsabilidades de la institución.

También rechazamos las presiones de algunas autoridades para el regreso a la presencialidad forzada en algunas dependencias universitarias.

La pandemia aún no está controlada, y en ausencia de una vacunación masiva cualquier retorno a la presencialidad sería la antesala de un agravamiento de la grave crisis sanitaria que padece el país y la provincia.

Cuestionamos, asimismo, la declaración de los rectores (CIN) que fomenta la precarización laboral y el desfinanciamiento universitario.

Exigimos de parte de la UNT y del gobierno nacional los recursos necesarios para garantizar la educación virtual en el primer semestre 2021. Reclamamos que se abran las cuentas de la UNT para saber en qué se gastaron los fondos que se ahorraron durante 2020 ya que no hubo acompañamiento económico extra alguno para estudiantes ni docentes, haciendo que la deserción y la precarización se profundicen.

La ADIUNT convocará al conjunto de la docencia y el estudiantado a debatir las medidas a tomar para defender la salud, la vida y las condiciones de estudio y trabajo. En esa dirección, se convoca a una asamblea general para el 24 de Febrero y a asambleas preparatorias en cada lugar de trabajo.

La Comisión Directiva y el Cuerpo de Delegados de ADIUNT votaron apoyar la caravana educativa convocada para este miércoles por los/as docentes de Tucumán de todos los niveles educativos y solidarizarse con la supervisora escolar, Rosana Miguel, quien denunció el estado de precariedad edilicia de la provincia de Tucumán. Hacemos extensiva esa denuncia a las escuelas preuniversitarias y a varias dependencias de la UNT.

En el plano salarial, se reclamó la reapertura de la paritaria para la discusión de un aumento de emergencia de 50% y la completa derogación del Impuesto a las Ganancias sobre el sueldo de los/as trabajadores. No podemos estudiantes y docentes seguir pagando para estudiar y trabajar un año más.

Denunciamos el examen de ingreso de medicina y enfermería como un doble atentado a la salud pública. Por un lado, por el riesgo sanitario que implica un examen que involucra a miles de personas. Por otro lado, porque busca perpetuar un filtro a favor de los negocios privados de la medicina. Toda esta década estará signada por la pandemia, nuevos virus y debates médicos, y necesitaremos miles de médicos/as y enfermeros/as. El mantenimiento de este filtro es completamente reaccionario. Exigimos que la UNT derogue de inmediato este examen de ingreso y duplique los recursos y el personal docente de los primeros años de estas carreras prioritarias para dar cuenta de esta necesidad.

Suscribite a Política Obrera