La temeraria vuelta a clases

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 2 minutos

Crecen, en todo el mundo, los rechazos de docentes, alumnos y padres a la vuelta a las clases presenciales.

En la Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano de la Universidad Nacional de Córdoba, las madres, padres y tutores de los alumnos organizados en el Consejo Asesor emitió un comunicado ante el retorno a la presencialidad. Entre otras cosas señala que “ante la preocupación por la situación sanitaria alarmante y la inminente disposición de que se inicien las clases presenciales, la propuesta de retorno a la presencialidad tal como está siendo formulada en la ciudad de Buenos Aires y en buena parte del país es ambigua, imprecisa y temeraria, y resulta de una visión idealizada de regreso a las escuelas que soslaya y desconoce las graves repercusiones psíquicas y emocionales que puede implicar para los niños, niñas y adolescentes. Entre ellas, el temor y la angustia que provoca representar(se) como potenciales vehiculizadores de un virus que saben dañino para sí mismos/as y sus seres queridos/as, así como el daño en los vínculos pedagógicos, por la desconfianza que se instala en las relaciones docentes alumnos/as-familias, lo cual obstaculiza las posibilidades de un aprendizaje significativo” (La nueva mañana, 11/2).

En otra parte del texto señala “El retorno en este momento de emergencia sanitaria ignora también la precariedad de recursos con los que cuenta la comunidad educativa en materia de dispositivos, conectividad, acondicionamiento edilicio, higiene, estado de sanitarios, incremento de personal docente y no docente, entre otros, que deben ser proveídos por el Estado en cada una de sus jurisdicciones”.

Tampoco hay condiciones para garantizar el transporte, uno de los medios de contagio más importantes, lo cual genera preocupación entre los trabajadores del transporte de la provincia, donde el viernes se decretó un paro interurbano por 96 horas. No se completó la vacunación del personal de salud, y mucho menos a los educadores y personal educativo.

“incrementará la circulación del virus”

El Consejo Asesor adhiere al posicionamiento de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), porque “Habilitar la apertura de las escuelas en el actual contexto incrementará la movilización de la población y es previsible su impacto en la situación epidemiológica general, debido a la existencia de circulación comunitaria del virus.”

La APDH declaró que “La experiencia internacional ha demostrado que la apertura de establecimientos escolares ha sido clave en el aumento de la circulación viral en la comunidad”.

En el reporte diario del Ministerio de Salud de la Nación del 18 de enero de 2020, Carla Vizotti había informado que hasta esa fecha habían fallecido 138 NNyA, de los cuales 80 % presentaba comorbilidades conocidas y un 20%, no. En este contexto de circulación viral comunitaria en gran parte del país, esta cifra podría crecer si aumenta la exposición de NnyA. (La nueva mañana, ídem).

El rechazo a las clases presenciales crece en las Asambleas de docentes, las luchas de los trabajadores de educación, los autoconvocados y las declaraciones de solidaridad de padres, madres, y las comunidades en todo el país.

Suscribite a Política Obrera