Pilar: fase 4 y récord de contagios

Escribe Juan de Pilar

Tiempo de lectura: 2 minutos

El pasado martes se registró en Pilar el mayor número de contagios en un día desde que se inició la pandemia, 304 según las cifras oficiales, y dos fallecidos. Los casos treparon 45% en una semana.

El municipio anunció la instalación de un centro de vacunación en el km 46 de la Panamericana y el retorno a fase 4 – se suspenden las actividades entre las 2 y 6 de la mañana, y las reuniones sociales no podrán superar las 10 personas. Estas medidas no afectan a las grandes industrias del distrito, declaradas “esenciales” en su mayoría.

Las cifras exponen la insuficiencia de las medidas tomadas. El “centro de vacunación” tendrá el límite obvio que impone la falta de vacunas. A partir de los resultados de los hisopados en los centros municipales de diagnóstico no se dispone de un programa de aislamiento inmediato y eficaz para aquellos que no puedan aislarse en sus domicilios, ni una asistencia real a las familias afectadas. Las noticias sistemáticas en los medios locales afines al gobierno municipal sobre la clausura de fiestas “clandestinas” y bares se contradicen con los aglomeramientos sin control en los transportes públicos, obligatorios para la mayoría de los trabajadores, ya que las empresas han cancelado los chárters. Los lugares de trabajo hace rato dejaron de cerrarse para desinfectar ante contagios en el personal.

La situación empeora notablemente muros afuera de los countries, en las barriadas y villas. La asistencia del municipio llega a cuenta gotas y demora el reconocimiento de los nuevos merenderos y comedores que crecen al ritmo de la crisis – a los cuales tampoco provee elementos de higiene y protección. Las familias hacinadas en sus casas reciben esta segunda ola en peores condiciones que la primera. Por esta razón, la tendencia a la movilización en las villas de Pilar está a orden del dia, como lo reflejan las movilizaciones de organizaciones sociales y vecinos.

Todo esto, cuando aún falta ver el impacto final de la reapertura de las aulas en las cifras de contagios.

El problema de la segunda ola de contagios no puede ser atendido cuando no existen restricciones a la circulación del virus. Los trabajadores debemos discutir esta cuestión caracterizando a la gestión capitalista de la pandemia de los gobiernos, que han salido al rescate del capital en lugar de centrar la ayuda en la atención humanitaria y la asistencia a los trabajadores.

Suscribite a Política Obrera