Chaco: los luchadores y la militancia exigen una explicación

Escribe Aldo García, Hugo R., Jorge E., Daniela R., Pamela y Rosalie

Tiempo de lectura: 3 minutos

De un modo coincidente, los principales medios de prensa del Chaco han informado y las redes sociales han reproducido, que en la sesión extraordinaria del pasado 30 de diciembre, el presupuesto provincial –y varias otras leyes cruciales para el gobierno de Capitanich- fue aprobado gracias al quórum que prestó la banca del Partido Obrero: “Aurelio Díaz le tendió una mano al oficialismo que se había quedado sin quórum” (http://hdpnoticias.com.ar/aurelio-diaz-dueno-del-quorum/).

Según relata ese mismo portal, el bloque del PJ “no contó con la presencia de las cuatro diputadas de CER (el bloque del intendente electo de Resistencia), y debió apelar a la colaboración de sus aliados y del Frente Integrador (del ex gobernador Ivanoff), además del ya clásico OK de Luis Obeid, del PRO”. En esas condiciones, el presupuesto fue aprobado “en general”. Pero al iniciarse la votación en particular, “la sesión cayó por falta de quórum”, relata el portal, “por el retiro del diputado del PRO y también del diputado del Partido Obrero, Aurelio Díaz”. El presidente de la sesión, el diputado Pedrini, pidió entonces un cuarto intermedio, y al cabo de 40 minutos se reanudó el debate: “el oficialismo había convencido a Díaz de sentarse con ellos para evitar el fracaso de la sesión”. El diputado del PO “aceptó y con 17 diputados la sesión siguió adelante”. En su conclusión sobre este episodio, el portal señala que, “aunque el PJ debió acceder a algunas modificaciones reclamadas por sus aliados, amigarse con Aurelio fue la clave para aprobar el Presupuesto, la suspensión del Pacto Fiscal, el Congreso Pedagógico y el membrete de la papelería oficial, las cuatro leyes pedidas por el gobernador Jorge Capitanich, aunque él (el diputado del PO) votó todo en contra”.

Mientras en el Congreso nacional, los dos legisladores del FIT votarían luego, el pasado 28 de enero, contra la ley de pago de la deuda externa, en Resistencia el aparato de PO ordenó dar quórum a la aprobación de un Presupuesto estructuralmente ligado al pago de la deuda externa. Ha pasado un mes sin que ese aparato se pronuncie acerca de lo ocurrido, a pesar de la profusión de videos de todo tipo que desparrama en las redes sociales.

Ha pasado un mes, repetimos, desde este “acompañamiento” al presupuesto 2020 y al Consenso Fiscal con el gobierno F F (el que habilita a que los gobiernos provinciales arremetan con impuestazos a los ingresos brutos). En las páginas de “Prensa Obrera”, en los medios provinciales o redes sociales relacionadas con el PO del Chaco o sus voceros, no se encuentra una sola referencia a este hecho. Que quede claro: no hay una referencia al episodio del quórum, ni tampoco al hecho político mismo del debate del Presupuesto. El ocultamiento ha sido riguroso. El dirigente partidario Juan García, vocero del PO en el distrito, y responsable del trabajo político y legislativo de la regional, suele escribir profusamente sobre los acontecimientos de la Provincia –en el mismo mes de diciembre hay varias notas anteriores sobre la situación provincial. Pero la votación del presupuesto de ajuste y esta conducta parlamentaria del PO no le han provocado ninguna inspiración.

El ocultamiento del aparato partidario es todavía peor que el propio hecho, porque significa que lo ha promovido o que lo apoya. Efectivamente: algunos militantes interrogamos a Juan García sobre las razones de lo ocurrido. Aludió a la “mención” –en el proyecto de presupuesto- de que se cumpla “estrictamente” con el artículo 83 de la Constitución provincial, que establece que “el 33% de los fondos públicos deben destinarse al presupuesto educativo”. Esta ‘explicación’, sin embargo, no la ofrecen en público; tampoco explican por qué votaron contra el Presupuesto, que no se hubiera aprobado sin el aporte del quórum del PO oficial, si incorporaba propósitos tan loables. El diputado del aparato se retiró de la sesión, para volver cuando la sesión se había quedado sin quórum. Todos sabemos, además, que los presupuestos provinciales 2020 son funcionales al acuerdo con los fondos internacionales, más allá de los subsidios para el pago a los acreedores del Estado y el rescate y financiamiento de los empresarios contratistas. Pero insistimos: si reivindican “la mención” al 33% “estricto”, ¿por qué no votaron a favor el presupuesto?

Los autores de este hecho –Juan García y el aparato porteño- vienen de denostar “moralmente” a Jorge Altamira por haber aceptado una invitación a dar una charla por una organización social, en un barrio en construcción. Allí, Altamira no perpetró ninguna componenda ni pacto contra la población –sencillamente, expuso la posición del socialismo revolucionario ante una audiencia numerosa e integrada por trabajadoras y trabajadores. Ahora, la militancia espera alguna explicación satisfactoria acerca de este arreglo con Capitanich.

2 de febrero de 2020

Suscribite a Política Obrera