"Un grito desesperado desde el Conurbano": director de hospital de Moreno reclama volver a fase 1

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 2 minutos

El director del hospital “Mariano y Luciano de la Vega”, de Moreno, Emmanuel Álvarez, hizo un llamado “desesperado” ante el aumento de los casos positivos de coronavirus en el país y con vistas a una eventual profundización de la crisis sanitaria. Por redes sociales solicitó el regreso a la fase 1 del aislamiento social preventivo y obligatorio. Y también advirtió que el colapso sanitario ya es una realidad (Clarín, 28/4). Indicó la suba de los contagios y muertes en los jóvenes, y la circulación comunitaria de la cepa brasileña, producida, indican expertos, por mutaciones ocurridas entre los más jóvenes.

Álvarez indicó que "Los pacientes van de acá para allá, hay gente con oxigeno en máscara, muertos, gente joven intubada, más muertos. No hay hora ni día, todos están trabajando a full. Si esto no es colapso, ¿el colapso donde está?" (idem).

La situación sanitaria en el país es gravísima - medio millar de muertos y decenas de miles de contagios cada día. El hospital trata pacientes de zona oeste, una de las más castigadas por la pandemia y por la crisis económica.

El director -que asumió el cargo en 2020- escribió una carta abierta a la que tituló como "Un grito desesperado desde el Conurbano", "Es grito porque no se oye la voz de la mayoría, desesperado porque no hay calma donde reina la muerte y es desde el Conurbano porque trabajo en Moreno, tierra 'africanizada', donde la comunidad y el equipo de salud es ejemplo de lucha contra el COVID", en su cuenta personal de Facebook.

"Es el grito de los que estamos en las trincheras de los hospitales o clínicas de este u otro lado de la General Paz, de todos los que perdimos seres queridos, rezamos por un hermano o una madre enferma, de todos los que tememos el contagio". El reclamo es para parar con la presencialidad y los trabajos no esenciales cuando el personal de salud está agotado y ya no hay camas.

Es por es que "encuentra en el retorno a la fase 1 una medida imprescindible contra la propagación del virus" (Clarín, ídem). "Es para reducir drásticamente la circulación de personas, disminuir aceleradamente los contagios y la ocupación de camas porque en esto se nos va la vida. Ya embestimos al iceberg y sólo nos queda organizar de la manera más rápida y ordenada el descenso a los botes.

Álvarez enfatiza: "La circulación de las cepas de Manaos y Británica en el AMBA es un hecho y está demostrado estadísticamente que la cepa brasileña, por ejemplo, ha matado en su región en tres meses lo que mata en un año".

Desmintiendo la propaganda oficial que pretende justificar la presencialidad escolar en nombre de que los jóvenes son menos afectados, Álvarez señala: "Nosotros vemos todos los días casos más agresivos en personas jóvenes, muchas de ellas sin factores de riesgo conocidos. A diferencia de la primera ola, los contagios en edades infantiles y en mujeres embarazadas están aumentando". De esta manera corrobora empíricamente lo que publicaciones científicas vienen advirtiendo. Este argumento destruye la fake news y mentiras dispendiadas por los ministros de salud y educación de CABA y Nación.

Se pregunta que pasará cuando la segunda ola llegue a las provincias donde no hay oxígeno donde no hay casi agua para tomar o donde no hay un solo médico en decenas de kilómetros.

LEER MÁS

Las “nuevas” restricciones, un traje a medida para la UIA y los fondos internacionales, escribe Marcelo Ramal

Suscribite a Política Obrera