¡Viva la lucha por la salud y la vida en CABA!

Comité de lucha contra la presencialidad - Merlo

Tiempo de lectura: 1 minuto

Los trabajadores de la educación que integramos el Comité de Lucha Contra la Presencialidad de Merlo, hacemos llegar todo nuestro apoyo y solidaridad a los trabajadores de la educación y a las familias de CABA que enfrentan la ofensiva aperturista criminal impulsada por Larreta, las patronales y la Corte Suprema.

Entendemos que es un acto criminal imponer la presencialidad en las aulas, como así también de toda actividad económica presencial no esencial, en el marco de una pandemia que golpea cada vez con más fuerza a la población trabajadora. Esta política se sostiene a pesar de que la inmensa mayoría de la población no está vacunada y en el preciso momento en que el sistema de salud colapsa. Hasta el momento han fallecido más de 65.000 personas en todo el país. Los trabajadores de la educación muertos por Covid desde que comenzó la presencialidad son 59, en una lista que crece día a día. Esta enfermedad también afecta a niños y adolescentes y ha provocado muertes.

Enfrentar esta ofensiva requiere impulsar, profundizar y apoyar la huelga docente en CABA y en todo el país para reforzar las luchas contra la presencialidad en pandemia. Sin embargo, la Celeste, que dirige UTE y Ctera, ha convocado a paros aislados en Capital y deja pasar la presencialidad que enferma y mata en el resto de las provincias.

Viva la lucha contra la presencialidad y la huelga docente en CABA.

Abajo el fallo de la Corte Suprema hecho a la medida de la UIA.

Ctera debe convocar a un paro nacional para unir a todas las luchas docentes en curso contra la presencialidad en pandemia y por el triunfo de la lucha docente en CABA.

Educación virtual mientras dure la pandemia y hasta tanto no haya sido inmunizada masivamente la población.

Dispositivos y conectividad gratuita a cargo del Estado para el mantenimiento del vínculo pedagógico.

Dispensas por cuidado de menores y conviviente de riesgo.

Entrega de alimentos suficientes y saludables.

Suscribite a Política Obrera