Acto de condena a los bombardeos contra Gaza y apoyo a la rebelión popular en el territorio de Israel y en los territorios ocupados

Tiempo de lectura: 1 minuto

Organizaciones obreras, de izquierda y de Derechos Humanos, junto a la colectividad palestina en Argentina, realizamos un acto en las proximidades de la Embajada de Israel. Fue en repudio a los bombardeos de la aviación sionista contra Gaza y en apoyo a la rebelión de la juventud palestina. La manzana donde de Avenida de Mayo al 700 se encontraba completamente vallada, con inusitado despliegue policial.

Estuvieron presente, entre otros, el Nuevo MAS, Luis Zamora (Autodeterminación y Libertad), OLP Resistir y Luchar, Pañuelos en Rebeldía, Encuentro Militante Cachito Fukman, Casa del Islam, FOL, Asambleas del Pueblo, Red Internacional de Judíos Antisionistas, Convergencia Socialista, Vicente Zito Lema y nuestro Partido Obrero (Tendencia). La Asociación Ex Detenidos Desaparecidos envió un saludo. El acto contó con intervenciones de todas las organizaciones presentes.

En el cierre del acto, nuestro compañero Jorge Altamira destacó que la nueva masacre contra la Franja de Gaza es una respuesta a la rebelión popular que desató, en el territorio israelí, la orden de desalojo de sus viviendas contra habitantes árabes y la represión policial. El entierro de la cuestión palestina que intentaron Trump y Netanyahu hace poco tiempo acaba de recibir una réplica contundente. La extensión de la rebelión a los territorios ocupados y a Jordania y un renacimiento de la Primavera Árabe convertirían al Medio Oriente en el epicentro de una rebelión popular. Por esta razón, advirtió Altamira, Netanyahu ha calificado a la situación como “una guerra civil”, que amenazó reprimir sin límites. El propósito del bombardeo a Gaza es destruir en el nido la rebelión popular dentro de las fronteras de Israel.

Altamira condenó la declaración hipócrita del gobierno de los Fernández, acerca de un uso “desmedido” de la fuerza, que no es más que un pasaporte de legitimidad a los bombardeos. Recordó que los Fernández y Felipe Solá firmaron, hace poco, con Trump y Netanyahu y otros treinta estados, la Alianza Internacional de Recordación del Holocausto, que condena los ataques políticos al sionismo como una manifestación de antisemitismo. Este tratado internacional, pendiente de tratamiento en Congreso, fue ratificado por la Legislatura de CABA. Los Fernández no pueden condenar estos crímenes de guerra, concluyó Altamira, porque ello haría caer de inmediato las negociaciones con el FMI y el Club de Paris.

Suscribite a Política Obrera