La campaña contra la presencialidad escolar en Córdoba

Escriben María Rosa y José Barraza

Tiempo de lectura: 2 minutos

“Córdoba no para”, dijo Schiaretti. Pero lo que avanza son los casos de Covid-19, de de manera descontrolada. Como buen acólito, el gringo pretende cuidar los intereses de los empresarios y el lobby de las escuelas privadas a costa del contagio y la muerte de las familias trabajadoras. De acuerdo a las últimas cifras, nos convertimos en la segunda provincia con más casos del país.

En la última semana, se reportaron un 40 % más de contagios que la semana precedente. El polo sanitario de la Capital, acaba de anunciar que ya no cuenta con camas disponibles y en el interior se están realizando derivaciones recorriendo grandes distancias. Esto mismo se replica en las escuelas. En la 2 da semana de mayo fueron intervenidas 2700 burbujas.

Comité contra la presencialidad

Ante este escenario, junto a padres y estudiantes hemos decidido conformar un comité “con la presencialidad escolar en pandemia”. A través de una intensa agitación con afiches en las escuelas, redes sociales, y medios de comunicación. Nuestra campaña empalma con la lucha que están librando los docentes y padres del Manuel Belgrano, el Milsteis, el IPEM 388 y del Domingo Zipoli, quienes a través de sus respectivas asambleas declararon a favor de la suspensión de la presencialidad, la vacunación masiva y la conectividad para nuestros estudiantes.

Justamente estas luchas tuvieron su expresión en la última reunión, que contó con casi cuarenta personas, el pasado sábado 15. Todas las intervenciones dejaron en claro la importancia de denunciar la política criminal del gobierno de la provincia, que no se limita solamente a mantener las escuelas abiertas, incluso con bajas temperaturas, sino también de eliminar la dispensa a aquellos docentes que ya han sido vacunados con la primera dosis. En un mismo sentido, también ocupó una parte importante la denuncia del rol de las conducciones sindicales- UEPC- como brazo ejecutor de la política aperturista del gobierno.

Debates y resoluciones

Justamente en la denuncia del rol de la dirección gremial es donde se centró el principal debate. Ante la escalada de contagios y compañeros fallecidos ¿vamos a exigirle a la directiva que decididamente apoya la “presencialidad cuidada” que se ponga a la cabeza de nuestros reclamos? Nuestro planteo fue dejar en claro que para derrotar la política aperturista de Schiaretti, era sumamente necesaria la intervención organizada e independiente de las escuelas y la comunidad educativa, frente a una conducción sindical que se encuentra integrada al “régimen de la presencialidad administrada”.

La reunión culminó con una serie de resoluciones a favor de masificar la campaña y la organización de autoconvocatorias, grupos de padres y asambleas escolares. Resolvimos impulsar una charla para el 27 de mayo con referentes sanitarios y de las luchas docentes en Córdoba, como el Manuel Belgrano y el Domingo Zipoli.

Por último, votamos la salida un nuevo afiche llamando a intensificar los pronunciamientos desde las escuelas. Llamamos a sumar a otros sectores, como los hospitales, para pronunciarse en contra de la presencialidad escolar en pandemia y en defensa de la salud.

Suscribite a Política Obrera