Santa Fe, el colapso del sistema sanitario

Escribe Carlos Blanco - Integrante Junta Interna Hospital Baigorria

Tiempo de lectura: 2 minutos

Funcionarios de Salud anunciaron que no quedan más camas críticas. Médicos dieron a conocer el Protocolo para elegir pacientes cuando no quedan camas. Allí mencionan cuáles son las circunstancias ante las cuales el equipo médico puede decidir la sedación del paciente, para luego quitar el respirador.

Es cierto que en esta segunda ola el virus es más intenso y contagioso. Pero el desastre sanitario es la consecuencia de la orientación del gobierno de Perotti (FdT) y del Intendente frente-progresista de Rosario, Javkin.

Tanto Perotti como Javkin defendieron a “capa y espada” la apertura de todas las actividades aunque no fueran esenciales. Ello incluyó a la presencialidad escolar.

Las restricciones que anunciaron fueron más mediáticas que reales. En esta línea, el Intendente rosarino impuso la vuelta al trabajo de todos aquellos que estaban con licencia por ser personal de riesgo. Posteriormente, intentó suspender las licencias anuales del personal, lo que fue rechazado por el Sindicato Municipal.

Con la soga al cuello, ahora anuncia sin mayores datos la apertura de más camas en Hospitales Provinciales y Municipales, pero sin decir nada sobre el ingreso del personal necesario para atenderla.

La falta de personal y su entrenamiento, especialmente en las áreas críticas, es una de las grandes responsabilidades de los gobiernos de la flexibilidad laboral. En la salud privada, la precariedad laboral ha provocado la renuncia de numerosos médicos.

Perotti cerró con la burocracia provincial de ATE y Upcn paritarias a la baja, debajo de la línea de pobreza, postergando sistemáticamente los pases a planta. Es más, la pandemia fue aprovechada para profundizar aún más la precarización laboral con el ingreso de cientos de trabajadores monotributistas-covid.

El colapso sanitario y sus consecuencias sobre las condiciones laborales (con el agotamiento y el estrés de los trabajadores) han abierto el debate en los hospitales y dado lugar a diferentes iniciativas. En el HECA (Hospital Municipal de Emergencias) se realizaron Asambleas para reclamar el ingreso de más personal frente al aumento de camas. En el día de Enfermería, la seccional Ate-Rosario organizó una caravana- que partió del Hospital Baigorria y culminó en un acto en el Monumento a la Bandera, luego de pasar por varios nosocomios.

La Junta Interna del Baigorria y Tribuna de Salud llamaron a coordinar la lucha; por un pliego de reclamos, por un aumento salarial de emergencia y un salario mínimo igual a la canasta familiar; el pase a planta y la publicación de los listados, el ingreso del personal necesario y el respeto de las franquicias y licencias.

Suscribite a Política Obrera