Río Negro: “Las tranqueras siguen cerradas”

Escribe Elena Florín

Tiempo de lectura: 2 minutos

Las comunidades Mapuche Tehuelche de Río Negro mantienen cerradas las tranqueras de sus propiedades comunitarias para impedir el paso de camiones y elementos necesarios para la producción minera de oro, plata y uranio y ahora la instalación de los parques eólicos para producir Hidrógeno Verde.

El Proyecto de producción de Hidrógeno Verde, encabezado por la empresa australiana Fortescue Future Industries S.A., afectará las tierras de las comunidades originarias y las de toda la población rionegrina. También se creará una Zona Franca en Sierra Grande, donde se llevará a cabo gran parte del proyecto por su cercanía con el mar.

La producción de Hidrógeno Verde implica la desalinización de agua de mar, electrólisis para separar el hidrógeno del agua, la conversión en amoníaco para que sea posible su traslado ya que el hidrógeno como tal es un gas muy inflamable. La energía para todo ese proceso provendría de parques eólicos. La producción se exportaría en su totalidad.

El proyecto fue votado por unanimidad en la legislatura provincial sin consulta a las comunidades ni estudios de impacto ambiental. Incluye la cesión de 625.000 hectáreas a la empresa por 50 años para la instalación de parques eólicos. Esos parques eólicos se instalarían en la meseta de Somuncura que está calificada como Area Natural Protegida. Allí, en cambio, podría haber 100.000 unidades productivas para miles de familias. Las comunidades no están dispuestas a entregar ese territorio.

Las comunidades organizadas en el Consejo de Desarrollo de Comunidades Indígenas-CODECI denuncian que los territorios fiscales cedidos a la empresa australiana están ocupados por 32 comunidades mapuche tehuelche y otros pobladores. Exigen que la consulta a la que está obligado el gobierno para la instalación del Proyecto y los parques eólicos se realice en el propio territorio y que se tome el tiempo necesario para que sea válida la conclusión. Nada de eso se inició. Consulta libre, previa e informada es lo que reclaman y no Audiencias Públicas en Viedma. La ley 2287 preserva el derecho del indígena y la falta de consulta incumple con la ley.

El gran proyecto del combustible del futuro, el Hidrógeno Verde, que reduciría el calentamiento global y sustituiría a los hidrocarburos en extinción y generaría trabajo y ganancias en Río Negro, está lejos de comenzar, a pesar del impulso que le dieron las primeras planas del gobierno nacional y provincial. Promete un nuevo ´conflicto´ con la comunidad mapuche.